What´s Up SMS?, Ish nervous

What´s Up SMS?, Ish nervous

Me re-embaló parafrasear a Néstor con su clásico “¿Que pasa Clarín, estás nerviosho?”, para contarte sobre esta fabulosa aplicación web llamada WhatsApp.

WhatsApp (juego de palabras de la frase What’s Up) es un software propietario multiplataforma de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes.

Además del envío de mensajes de texto, permite la transmisión de imágenes, video y audio, así como la localización del usuario (en algunos casos).

La aplicación (App) utiliza la red de datos del teléfono en el que se esté ejecutando, por lo tanto funciona conectada a Internet a diferencia de los servicios tradicionales de mensajes cortos (SMS) o Sistema de mensajería multimedia (SMM).

Contrariamente a lo que muchos piensan, la aplicación para celulares no es una red social del tipo Twitter o Facebook, sino más parecido a Skype (pero a sus creadores no les gusta esta comparación).

Este software se aplica en muchos formatos de celulares. La aplicación WhatsApp está disponible para los sistemas operativos Windows Phone, iOS, BlackBerry OS, Android y los dispositivos que utilizan Symbian de Nokia4.

WhatsApp Inc. con sede en Silicon Valley, es aún una StartUp (es decir una empresa en formación y crecimiento) fundada por Jan Koum y Brian Acton, ambos compañeros de trabajo en Yahoo! que un día se cansaron de ser empleados allí y decidieron crear un nuevo producto. Y lo hicieron, con “cero” dinero. Y cuando lo tuvieron terminado y probado salieron a la calle a buscar fondos para crear y lanzar la empresa (StarUp) y así consiguieron que un fondo de inversores ángel les proporcionara 8 millones de dólares.

Jan Koum y Brian Acton sentados al fondo de la oficina

Su sede es un edificio con una sóla y grande oficina, un espacio diáfano de 100 metros cuadrados. En las paredes, grafitis; en el centro, mesas, cables y computadoras. No hay despacho para los jefes, que se sientan con sus trabajadores, 30 personas a jornada completa y cinco a tiempo parcial.

Si medimos el éxito de un producto en función de sus descargas, WhatsApp es el segundo producto más exitoso de esta era, detrás de AngryBird. Pero las cifras no les quitan el sueño a sus creadores. “No prestamos atención al volumen de descargas, los mensajes que se envían ni los minutos que chatea la gente…”. y Koum añade, “Crecemos deprisa, porque el mundo se pasa al smartphone y hemos aprovechado esta revolución”.

El modelo de negocio de WhatsApp es el de servicio por suscripción (1 dólar al año). En todas las plataformas, salvo Apple, es gratuita el primer año. “Es una oferta fantástica por lo que ofrecemos (chat, audio, vídeo, foto en el perfil, bloqueo para preservar la intimidad…)”, detalla Acton. Enviar un mensaje no cuesta nada y nadie se tiene que preocupar por el modelo de teléfono de su interlocutor, porque WhatsApp es multiplataforma.

Para los dueños fundadores de esta empresa, éxito del producto se debe a su “calidad” y no al ahorro de costos que produce en sus usuarios. “El precio es secundario. La gente, simplemente, quiere estar en contacto. Los smartphones, cada vez más accesibles, incluso en países emergentes, llevan asociada una tarifa de datos. A medida que su penetración avanza se produce una migración a nuestros sistemas, porque damos un buen servicio. Al final es una cuestión de marketing”, añade Acton, de 40 años.

El éxito lo adjudican también a la propaganda boca a boca, porque WhatsApp no hace publicidad. “Te fías más de un amigo que de cualquier otra fuente, ¿no?”, dice Acton. “Todo va ligado a nuestro rechazo a la publicidad”, añade Koum. “La experiencia siempre es mejor si no tienes molestos banners que te distraen”, afirman.

El boca a boca es la estrategia de marketing que han adoptado Koum y Acton para promocionar su producto. Pero lo que no han medido estos genios de la creatividad de lo simple, es que su producto iba a ser rápidamente incorporado a las estrategias de marketing de las grandes corporaciones, como por caso la empresa de aperitivos fritos “Pringles” que ha adoptado Whatsapp como soporte para una acción de marketing, “desmarcándose así del resto de marcas dirigidas al target universitario y usando uno de los soportes más afines al público objetivo de la campaña después de Facebook, donde se desarrolla el resto de la acción”, han destacado en un comunicado.

La acción en concreto es el concurso “Campus Pringles” para la selección de los Graduados Pringles del curso 2012-2013, que serán los embajadores de la marca en redes sociales durante el año académico a cambio de un sueldo de hasta 1.000 euros al mes. Pringles España, en colaboración con las agencias Buzz Marketing Networks y RMG, lanzan esta acción por tercera vez.

En esta prueba, los candidatos deberán enviarle al móvil de Mr. Pringles un mensaje creativo, usando los múltiples emoticonos que ofrece Whatsapp. Cada vez que Mr. Pringles recibe un mensaje en su terminal, habilitado de forma expresa para este concurso en concreto, el reto queda marcado como “superado” dentro del perfil de cada candidato.

Los participantes deberán superar cinco mini-retos, que van desde conseguir que un número determinado de usuarios escaneen un código QR hasta seguir una pista que el propio Mr. Pringles les dará mediante una llamada telefónica que puede llegar en cualquier momento, entre otros.

Con esta acción, Pringles “pretende acercarse, cada vez más, al público universitario, usando los soportes en los que estos actúan, de una forma creativa y que aporte contenido de valor o de entretenimiento a los más de 300.000 fans de la comunidad.

Las redes sociales ya son uno de los canales más utilizados para acciones de marketing. Del mismo modo que los SMS lo han sido durante años. Whatsapp, referencia hoy en el mundo de la mensajería móvil a través de Internet y pensado para la comunicación privada entre usuarios, no es descabellado pensar que iba ser uno de los canales elegidos.

Ahora ya sabés, WhatsApp puede ser tu próxima herramienta de marketing online, sólo tienes que ingresar a este nuevo mundo de las comunicaciones y armar una campaña creativa que te distinga del resto.

@pablogusdiaz (seguime en twitter)