Una ‘glásnost’ para Río Negro

Una ‘glásnost’ para Río Negro

La ‘glásnost’ fue una de las dos políticas implementadas por el premier soviético Mijaíl Gorbachov a fines de los ‘80 con intenciones de salvar a ese imperio de la ruina en la que había caído. La otra fue la  ‘perestroika’, que era la específica política económica.

Glásnost significa algo así como “apertura y transparencia” (o apertura y franqueza, según quién sea el ruso que la traduzca) y en términos históricos eso se conoció como “la caída de la cortina de hierro” que mantenía en el oscurantismo a los países de la ex URSS del resto del mundo. Es decir, el resto del mundo no sabía que pasaba en la URSS y dentro de la URSS no se sabía que pasaba en el resto del mundo.

La glásnost, que para quien escribe estas lineas fue la verdadera y gran revolución rusa y no la del 17 (pero eso no es motivo de discusión en este post) le permitió a los habitantes de los países de la ex URSS descubrir lo atrasado que habían quedado respecto del resto del mundo y a partir de allí se sucedieron una serie de ‘revoluciones’ y ‘liberalizaciones’ políticas tendientes a salir de ese letargo y afrontar el camino hacia el futuro.

Una de esas revoluciones fue “la revolución cantada” (que se denominó así porque se inició justamente en el tradicional Festival de la Canción Estona (o Laulupidu) de junio de 1988, cuando en la plaza de la de capital de Estonia cerca de 100.000 personas cantaron himnos y canciones patrióticas, algunas de ellas prohibidas. El éxito logrado en ese evento animó a los nacionalistas bálticos a organizar un segundo evento un par de meses más tarde y juntaron 300.000 personas a cantar para su liberación, en el festival musical en Tallin (Eestimaa laul)… y así los países Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) fueron consiguiendo su independencia de la URSS.

Toomas-Hendrik-Ilves en 1990 cuando se independiza Estonia

Toomas-Hendrik Ilve, (ex presidente de Estonia en el periodo 2006-2016), era un joven activista y entusiasta de aquellas marchas independentistas y se sumó al partido político que en 1991 ganó las elecciones y se hizo cargo del novel gobierno Estonio.

En un reportaje recientemente brindado a Muriel Blabi de Infobae, Toomas recuerda: “Estonia era muy pobre y yo estaba muy preocupado sobre cómo es que lo lograríamos en el mundo. Mi motivación era que en 1938, el año antes de la guerra en Europa, Estonia y Finlandia tenían el mismo PBI per cápita. Cuando nos volvimos independientes en 1991, Finlandia tenía un PBI per cápita 13 veces superior al nuestro, así que, claramente el comunismo no fue algo positivo para nosotros. Yo pensaba que parte del éxito de Finlandia era que había entrado en el mundo IT. Nokia, en ese momento, era el teléfono más vendido, habían proliferado las compañías de telefonía celular y de software. Entonces lo que hicimos fue poner a todas las escuelas de Estonia online; y eso realmente funcionó. Eso fue por 1998, 1999 y la idea entonces fue hacer que los niños supieran usar las computadoras.

Desde 2002 que quien escribe estas líneas viene bregando en la provincia de Río Negro por la informática educativa. Pero no esa informática pedagógico-teórica que tanta tinta y dinero dispendió en dossiers incompresibles y viáticos en viajes por el mundo, de los funcionarios a cargo del área en el ministerio pertinente –y que nada dejó a los pibes-, sino una informática práctica, dónde el pibe aprenda geografía usando Google Earth y matemática usando Excel y construya conocimiento en forma colectiva con sus padres y maestros en Wikipedia y que a todo eso que aprenda lo ponga online en su blog dentro del portal de la escuela para compartirlo con otros chicos de otras escuelas de cualquier lugar del mundo.

Por eso escribí 4 libros de informática educativa (entre 2002 y 2007) que obraron de manuales de cursos de capacitación docente a distancia; y que fueron reconocidos oficialmente por las provincias de Río Negro, Santa Fe y San Luis con declaraciones de interés educativo.

Por eso desarrolle el “programa educativo e+novo” de red social y portal educativo que fue declarado de interés educativo y social por la legislatura de la provincia de Río Negro en 2009.

Por eso escribí decenas de artículos en mi blog, en el diario Noticias de la Costa y en el diario ADN, exponiendo lo que estaba pasando en Finlandia, en Corea del Sur y en India, respecto a sus sistemas educativos.

Y por eso me postulé a Vocal de Padres del CPE de Río Negro en 2012 presentando el proyecto de digitalización de la educación, porque “la escuela es aburrida” y debía ser aggionarda “a golpe de ratón”!

(Puedes ver todo lo anterior acá: http://pablogustavodiaz.com/publicaciones/)

Alumnos Estonios tomando clases en su escuela en formato digital

Pero continuando con la charla que mantuvo Muriel Balbi con el ex presidente Estonio Toomas-Hendrik Ilve, la periodista consulta sobre la ciudadanía digital… “Creamos una identidad digital, pero la hicimos obligatoria. Si no es obligatorio el sector público no se preocupa realmente por proveer servicios online y, lo mismo ocurre con el sector privado que piensa ‘por qué habría de gastar dinero en desarrollar algo si sólo el 18% de la población puede usarlo’. Así que toda la gente en Estonia pasó a tener una identidad digital única y obligatoria, lo que nos permitió tener a todos los ciudadanos online. Allí comenzamos a desarrollar servicios digitales. Primero fueron los impuestos; eso fue fácil (…) pero además de eso tenés que brindarle a la gente servicios que le gusten. Entonces teníamos, por ejemplo, recetas digitales. Eso significa que si vas a ver un doctor, te prepara la receta en un sistema computarizado, y podés ir a cualquier farmacia del país y retirar el remedio”… comenzamos así y hoy solo hay tres interacciones que si o si deben hacerse personalmente: casarse, divorciarse y transferir un inmueble, todo el resto se hace online, expuso el ex líder político estonio.

Documento digital que se conecta a la PC para hacer trámites online

Trabajando para el ex legislador Roberto Vargas, en el asesoramiento técnico-político respecto a la incorporación de tecnología en el estado, elaboramos entre 2012 y 2015 una serie de proyectos de leyes que iban desde la implementación de “Gobierno Abierto y Digital” hasta “Teletrabajo en la Administración Pública”. Pasando por leyes de “promoción a la industria del Software” hasta llegar a la “implementación y desarrollo de la tecnología de Voto Electrónico”.

… nada de todo eso que propusimos se hizo… nada… Y la mayoría de los proyectos ni siquiera se debatieron en el parlamento.

En abril del años 2014 escribí este tuit

En esa nota que les ofrecía a los lectores en mi time line de Twitter, Pía Manccini (una capa de verdad) escribía respecto a Estonia:

A partir del 2000, Estonia entendió la necesidad de alfabetizar digitalmente a la población adulta y fue uno de los pioneros en digitalizar todo el gobierno. De Estonia salieron jugadores disruptivos como Skype y Kazaa que revolucionaron sus industrias y se lo considera uno de los países más conectados de Europa (el WIFI es público, gratis, bueno y extendido, y están el 100% de sus escuelas conectadas a internet)...”

Estonia sorprende por su compromiso con la transparencia, el gobierno abierto y el gobierno digital. Un ejemplo es el del voto electrónico, que se ha comenzando a utilizar en el ¡2000! y hoy es utilizado por más del 25% de los votantes” (50% ya en 2016). “Para despejar todas las dudas y construir un sistema más robusto, el Gobierno de Estonia hizo lo contrario a lo que intuitivamente haría cualquier gobierno. En lugar de dificultar el acceso al sistema, lo abrió. Desde julio, el 100% del código de la aplicación que administra el voto electrónico está en GitHub.”

El sistema de voto electrónico que utiliza Estonia (como todo su sistema de ciudadanía digital) está basado en tecnología “blockchain“… “La blockchain, con su capacidad para la organización y preservación de datos, es una las tecnologías más prometedoras que tiene el mundo actual”, afirmó Toomas-Hendrik Ilve en una revista especializada en BitCoins.

Y consultado por Muriel Balbi para inforbe, sobre el sistema de Voto Electrónico de ese país, contestó: Lo que nosotros tenemos es lo que llamamos “I Voting” (voto digital) que va por un sistema con conexiones super seguras, con doble factor de autenticación online. Sabemos que esto sí es mucho más seguro que el voto en papel, mucho más difícil de manipular. Así que sí, lo tenemos implementado desde 2005. Ya celebramos 11 elecciones – nacionales, locales, también el Parlamento Europeo – todo online“.

… Y acá te muestra el primer ministro Estonio, como funciona el i-Voting.

Pero volviendo al excelente entrevista que Muriel Balbi de Infobae le hizo al ex presidente estonio, la periodista consulta:

¿Cuáles deberían ser los principales objetivos de un jefe de estado en esta nueva era?

Bueno, yo tengo 63 años y aprendí a programar computadoras cuando tenía 14. Nunca le tuve miedo a la tecnología, y el problema que tenemos en muchos países es que la gente que está en el poder político no entiende la tecnología para nada. No sé si es un objetivo, pero sería bueno que la gente en política aprenda más sobre ciencia y digitalización. Eso ayudaría mucho.”

Concluyendo. El problema mis queridos contertulios no es que yo no haya sido escuchado-leido es que tenemos dirigentes políticos que no saben de tecnología y además cometen 2 graves errores: Uno es no reconocerlo y creer que si saben. El otro es contratar asesores y/o nombrar funcionarios que saben menos que ellos.

Los dirigentes políticos rionegrinos deben hacer su ‘glásnost’. Deben abrirse al saber de otros y reconocer, con franqueza, lo que les falta saber.

Pero no me crean ni busquen a mí si hoy se sienten que los he ofendido.

Tampoco es necesario que crucen el atlántico hasta el mar Báltico para conocer cómo funciona Finlandia o Estonia…

Con hacer 700 Km en auto por la ruta 35 y 7 hasta San Luis alcanza… Allí charlen con El Adolfo y El Alberto. Miren quienes son los directores generales y los sub secretarios de los ministerios y organismos. Recorran los pueblos más cercanos (indispensable La Punta y toda la infraestructura tecnológica que la circunda: los edificios gubernamentales, la universidad, el data center, el planetario… ), y listo!

A cualquier persona inteligente le alcanzará solo con ver eso para saber de qué se trata.

@pablogusdiaz (en Twitter y Facebook)