Una ciudad inteligente es aquella que resuelve sus problemas actuales y previene los futuros

Una ciudad inteligente es aquella que resuelve sus problemas actuales y previene los futuros

La ciudad de Bahía Blanca (mi segundo pago) va camino a convertirse en la #smartcity de la región y todos los gobernantes y aspirantes a ello en el resto del país, especialmente en la Patagonia, no deberían desaprovechar la oportunidad de tomarla como caso de estudio.

Ayer el Secretario de Innovación Tecnológica y Gobierno Abierto de esa municipalidad, Esteban Mirofsky presentó a TATO, el vehículo sustentable para recolectores urbanos diseñado por el bahiense Nicolás García Mayor para solucionar el problema que se genera con los carros tirados por caballo que se usan desde toda la vida en esa ciudad para recoger el cartón y papel.

El joven bahiense Nicolás García Mayor es un diseñador industrial que ha enfocado sus desarrollos a la ayuda humanitaria y la preservación del medio ambiente, resaltando la función y la estética orgánica en cada proyecto y se hizo famoso mundialmente el año pasado al haber sido reconocido por la ONU como uno de los Diez Jóvenes Sobresalientes del Mundo 2014 por su contribución a la Niñez, la Paz Mundial y los Derechos Humanos al inventar este sistema “Cmax” de refugios de emergencia (galardón además que le valió ser recibido por el Papa Francisco).

Bahía Blanca es inteligente porque resuelve sus problemas actuales y se prepara para afrontar los problemas futuros y eso no se logra por generación espontánea sino por trabajo y planificación en equipo, pero también en el desarrollo de una visión hacia la innovación y la apertura democrática que le aporta Esteban Mirofsky a la gestión del intendente Gustavo Bevilacqua.

La impronta de Bevilacqua queda justamente marcada por la creación de esa novel Secretaría de Innovación y Gobierno Abierto que le propone al ciudadano común bahiense (como por ejemplo Nicolás) involucrarse en la gestión y aportar sus ideas para mejorarla, construirla de cara a los desafíos que le plantea el futuro.

A través del portal de gobierno abierto de la ciudad, el ciudadano común bahiense no solo tiene al alcance de un clic de su ratón (o del golpe del su dedo sobre el touch de su Smartphone) toda la información sobre la ejecución del gasto y los planes de gobierno de su ciudad, sino toda una batería de datos abiertos que le permiten escudriñar tan profundamente dentro de ella como para desarrollar aplicaciones para ayudar al resto de sus vecinos, como por ejemplo podría ser una para conocer el recorrido de las diferentes líneas de colectivos o alertar los hechos de emergencias e inseguridad que se produzcan.

El gobierno y la democracia están cambiando” dice Esteban en el video de arriba y así es. Y las ciudades, los estados, los gobiernos que así no lo entiendan están condenados al fracaso. Acá en argentina y en el mundo todo.

@pablogusdiaz (en twitter)