Internet vs Televisión

Internet vs Televisión

La inversión publicitaria destinada a los canales de televisión experimentará una caída en 2012, mientras que la destinada a Internet aumentará. Estos datos poco a poco van poniendo de manifiesto una realidad que hasta ahora, pocos eran los que se atrevían a reconocer. Y lo cierto es que a pesar de que la televisión sigue siendo el primer medio de comunicación en cuanto a volumen de inversión publicitaria, Internet sigue acortando distancias acercando cada día mas el momento del prodigioso relevo.

Nos encontramos en un momento de cambio de conceptos, ante nuevos paradigmas, nuevas reglas, cambios obligados por una sociedad de consumidores cada vez más sociales e hiperconectados.

Muchos de los anunciantes ante una amenaza en la baja del consumo han decidido ajustar sus presupuestos publicitarios, y en esto Internet es la alternativa por ser más económico. Es que la televisión continua siendo un medio excesivamente costoso y caro. Sin embargo, no por ello, dejarán de existir las grandes marcas y empresas que no dudan en continuar manteniendo su apuesta por la TV.

Pero también es cierto que Internet es cada vez más multimedio, incluso ha penetrado abiertamente en forma directa en el mercado reservado a la televisión, ya sea a través de sitios especializados en transmisión de películas online como Netflix, o de videos o TV como YouTube.

De hecho, la publicidad tradicional en su formato más audiovisual, el video, triunfa también en Internet. Algunos comerciales publicitarios han logrado en este medio el impacto que nunca alcanzaron en la propia televisión logrando millones y millones de reproducciones ¿Por qué?

Quizás nos vayamos acercando al fondo de la cuestión. La forma de comunicar un mensaje, de contar una historia, la esencia de las grandes ideas y la capacidad de alcanzar un efecto viral sin precedentes junto a los mecanismos activos del marketing de atracción, hacen de sí una fórmula que parece funcionar a la perfección. Los usuarios tienen la posibilidad de consumir los contenidos y la publicidad que desean, cuando quieren y en función de sus propios criterios e intereses, sin ser nunca interrumpidos.Si la experiencia o la historia que nos cuenta una marca es realmente atractiva y buena, será indiferente si se trata de contenido de carácter promocional a través del cual se pretende generar una mayor exposición o conciencia de la propia marca. Para la gran mayoría merece la pena. ¿Ha tenido la oportunidad de ver alguno de los comerciales de Google? Tómese el tiempo de hacerlo!. No es sólo publicidad emotiva-multimedial, es interactiva… y en esto Internet le gana por lejos a la Televisión tal como la conocemos hoy.