Noticias falsas. Personas falsas. Internet y la pos-verdad

Noticias falsas. Personas falsas. Internet y la pos-verdad

Internet es la más grande fuente de información a escala mundial, jamás vista antes en la historia. Allí hay muchas verdades que nos fueron negadas y ocultas durante mucho tiempo y a las que hoy podemos acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar con solo un clic del ratón. Pero también es un caldo de cultivo para los difamadores de mentiras.

Internet es la más grande fuente de información a escala mundial, jamás vista antes en la historia. Podemos tomar dimensión de este hecho con un solo dato: en los últimos 2 años se generó más información que en toda la historia de la humanidad.

Este hecho es consecuencia de la revolución producida en las TICs con el arribo de la tecnología 2.0 a mediados de la década pasada. Entre 2004 y 2005 más específicamente.

Hasta ese momento, desde su creación a inicios de los ’90, Internet era 1.0 : es decir, unidireccional.
Muy pocos, especialistas, eruditos, intelectuales, producían información en la red, que era consumida por millones de mortales humanos.

Pero con la invención de nuevas tecnologías y lenguajes informáticos que permitieron el desarrollo del microblogin primero y la explosión de las redes sociales después, muchos de esos millones de mortales humanos que la veían desde afuera, se dieron cuenta que podían cambiar su rol, de pasivo espectador/lector al de activo productor de contenidos en red.
Y así nace el prosumidor… es decir, el usuario productor y consumidor a la vez de contenidos.

Allí explota internet y empieza a generarse información en red a una velocidad jamás vista y ese crecimiento se potencia con la masividad de la web a todos los rincones del mundo y a más personas. Crece el ‘universo digital’ duplicándose cada dos años:

  • La Wikipedia y Google nos proveen la información que necesitamos en el momento en que la necesitamos, en el lugar en el que estemos y a costo cero!
  • Fecabook, Twitter y Whatsapp nos proveen comunicación con el mundo entero, aun con aquellas personas que hablan lenguajes diferentes al nuestro, y también a costo cero!

Y todos felices y contentos hasta que el diablo metió la cola!

De repente nos encontramos conversando con personajes ficticios y consumiendo noticias falsas, pensando que eran reales… Aparece ante nosotros “la pos-verdad”…

Sobre este tema base mi 4ta. columna sobre “comunicación y marketing político” en el programa radial del periodista Raúl Alvares en LU15 Radio Viedma de éste último jueves.

La Yapa: Tuvimos la gracia de contar con el aporte de una gran conocedora e investigadora del tema en argentina, la Doctora Marina Benitez Demtschenko, abogada especialista en derecho informático, presidenta de la Fundación Activismo Feminista Digital.

Aquí la charla:

@pablogusdiaz (para ayudarte a separar la paja del trigo en Twitter)