Nacionalizar los datos

Nacionalizar los datos

Argentina y Brasil exigirán a las grandes empresas de internet almacenar los datos de los usuarios en territorio patrio.

El canciller argentino Héctor Timerman sostuvo que durante la cumbre del Mercosur se habló sobre la posibilidad de que las compañías tengan que guardar su información en la nación de origen.

“En la cumbre del Mercosur se habló de la necesidad de exigir a estas empresas multinacionales que almacenen los datos en los países donde se originan y no en grandes centros en los Estados Unidos”, sostuvo el canciller argentino Héctor Timerman. “No es lo mismo que se aplique la legislación argentina que la de otro país. En Estados Unidos hay una protección a sus propios ciudadanos que no se da con los de otros países”, agregó.

Y también en Brasil se confirmó lo dicho por el funcionario argentino.

El Gobierno brasilero estudia una medida para obligar a las multinacionales que ofrecen acceso y servicios en internet a almacenar sus datos en Brasil y no en el exterior, dijo este domingo el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva, en entrevista con el diario O Estado de Sao Paulo.

“Lo ideal es que esas empresas mantengan sus registros en el país para que puedan estar disponibles en caso de que la justicia brasileña los solicite”, aseguró Silva en la entrevista con el diario paulista.

Edward_SnowdenLo cierto es que, si bien tanto en Argentina como en el Brasil se venían analizando regulaciones al mercado de internet desde hace varios meses, el escándalo provocado por las denuncias de espionaje del exanalista de la CIA Edward Snowden, fue el detonante de esta arremetida nacionalista por la protección de los datos de los usuarios latinoamericanos.

Según Snowden, la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA por sus siglas en inglés) de EE.UU. espiaron tanto los teléfonos como la actividad de los brasileros y argentinos en internet.

El ministro brasilero afirmó que el almacenamiento de los datos en su país es un asunto de soberanía nacional debido a que las empresas de internet se están negando a ofrecerle datos a la justicia brasileña con la disculpa de que sus archivos no están en el brasil.

El ministro citó la reciente negativa de Google a entregar copias de un correo electrónico a un tribunal que investiga un caso de lavado de dinero.

“Con esas denuncias (de Snowden) vimos que ellos (las empresas) entregan todo (al gobierno norteamericano), mientras aquí alegan que no pueden hacerlo”, afirmó el ministro.

Silva dijo que Brasil ya había ofrecido incentivos para que las empresas mantuvieran sus centros de datos en el país, pero que ahora intentará garantizar esa transferencia por una ley.

“Creamos incentivos para que los centros de datos se instalasen en Brasil y les suspendimos todos los impuestos sobre la compra de equipos, pero creo que ahora vamos a tener que obligarlos a almacenar los datos aquí”, afirmó.

Según el ministro, la vulnerabilidad de los datos transmitidos por los brasileros en internet es muy alta debido a que, además de la “colosal” concentración de las centrales de las empresas de internet en Estados Unidos, la mayoría de las transmisiones brasileñas pasa por servidores estadounidenses.

“Hoy los computadores centrales de internet están todos en el hemisferio norte: diez en Estados Unidos, dos en Europa y uno en Japón. Cada respuesta que pedimos en la red demora algunos milisegundos porque la información va hasta allá y regresa. Sin contar que la internet no es gratuita y que pagamos por el tránsito de informaciones que va hasta Estados Unidos”, dijo.

De acuerdo con el ministro, además de obligar a las empresas a archivar sus datos en el país, el gobierno brasilero también va a invertir en la infraestructura de las redes locales y a promover una reforma de la gestión internacional de internet, para que sea asumida por la ONU y no por Estados Unidos.

“El problema es que la internet tiene reglas de gestión exclusivamente dictadas por Estados Unidos. Defendemos una gestión multilateral y multisectorial. Países y sociedades tienen que estar representados, pero los Estados Unidos se resisten mucho y frenan cualquier intento de discusión sobre el asunto”, dijo.

Otra iniciativa del gobierno brasilero será el análisis de las políticas de privacidad de empresas como Facebook y Google para garantizar el libre uso de internet con respeto a la libertad individual.

“La mayoría no lee bien (las autorizaciones) ni sabe que el contenido de sus correos puede ser visto o, peor, entregado a una agencia de seguridad de Estados Unidos. Estamos evaluando si las cláusulas están de acuerdo con la ley brasileña”, aseguró Silva.

Por el lado argentino el Canciller Timerman relató que durante la cumbre del Mercosur, un alto funcionario de un país perteneciente al organismo le solicitó una reunión para entregarle en privado un sobre. Éste contenía los nombres de más de 100 personas, junto con los usuarios y contraseñas de sus correos electrónicos. Según sostuvo el canciller, en el listado se encuentran políticos del oficialismo, oposición, miembros del Congreso y periodistas, entre otros. Entre algunos de esos nombres se destacan el vicepresidente Amado Boudou, Daniel Scioli, el intendente de Tigre y candidato a diputado, Sergio Massa, la diputada por el Frente Amplio Progresista Victoria Donda, el senador Daniel Filmus y la diputada por el PRO Gabriela Michetti, entre otros.

Sin embargo, consultado por su relación con el caso Snowden, Timerman sostuvo que carecía de información para saber si está relacionado con ese tema. “Sea ésta lista del mes pasado o del año pasado, la lista existe los correos electrónicos existen, las claves están ahí, por ahí son claves que la gente usó hace un año o dos años, pero yo no puedo dejar de entregar eso a la justicia”, aseguró el ministro de relaciones exteriores argentino.

slider1

Sin lugar a dudas esta decisión política, de mantenerse y prosperar, va a traer importantes cambios en el mercado local de internet, ya que no solo afecta a grandes empresas como Google y Facebook sino además a muchas miles de pequeñas empresas más que poseen contratados servicios de hosting en servidores de Estados Unidos. También ellos deberán migrar hacia servidores en argentina sus datos.

En lo particular me parece excelente la idea, aunque la considero muy difícil de lograr por parte de los grandes actores globales como Facebook y Google. Si creo que puede ser acatada por todas las pequeñas y medianas empresas.

De resultar favorable la sanción de la medida produciría además, en la práctica, dos hechos más que importantes: el primero de ellos repercutirá directamente en los usuarios ya que las velocidad de acceso a los servicios web se verán fuertemente incrementadas, al dejar de ser tránsito internacional para pasar a ser nacional; y el segundo tiene que ver con la generación de nuevos emprendimientos tecnológico de montajes de datta centers (servidores de datos) locales para sustituir los actuales internacionales, conllevando un aumento de mano de obra e inversiones en el sector.

Sin lugar a dudas, además del hecho político-legal que apunta a la soberanía de la información, estos dos hechos económico-sociales son más que importantes por si mismos para apoyar esta iniciativa de los gobierno argentino y brasilero.

@pablogusdiaz (sígueme en twitter)