Mega #PublicidadFail

Mega #PublicidadFail

El año pasado Kim Dotcom ocupó las planas de las mayoría de los medios digitales por su detención internacional y cierre de su empresa online MEGAUPLOAD.

Desde ese momento Kim comenzó a pergeñar un nuevo “MEGA” que “cambiaría al mundo”, y estaría destinado a “revolucionar el mundo de las descargas”. Mensajes que por un lado apuntaban a desafiar la autoridad del poder que lo había puesto preso y por el otro posicionar su marca y su futuro producto en la mente de los internautas.

Su cuenta de twitter @KimDotcom estuvo muy activa en los últimos meses de 2012 cuando comenzó a tuitear futuras características de su servicio por venir. Prometía el futuro del up/down load de archivos.

Lo cierto es que a poco, nada, de lanzado el nuevo MEGA (http://www.mega.co.nz/) no resultó para nada lo que Kim había prometido.

Desde temprano esta mañana estoy intentando ingresar al sitio, para conocerlo en persona, y no he podido. Aún, mientras escribo estas líneas. Hace una hora que estoy intentando ingresar y el mensaje siempre es el mismo: “Problema de carga: No se puede conectar con el servidor”.

¿Podemos decir que Kim ha hecho uso de lo que Luna Moreno (@lunammoreno) llamaría #PublicidadFail (publicidad fácil)?

“La Mala publicidad es aquella que no cumple con los objetivos para os que fue diseñada: No se acerca al público objetivo; no lo dirige hacia un proceso de compra; por lo que no se aumentan las ventas del producto o servicio.”

Ejemplos de mala publicidad o publicidad fácil son aquellos en los que se recuerda el anuncio pero no al anunciante, por lo que no se consigue la notoriedad de marca. También son aquellos en los que la publicidad es engañosa y no cumple las expectativas del consumidor.”

“Sin embargo, algunas veces nos encontramos con una mala publicidad que beneficia al anunciante creando un efecto de viralidad y haciendo justicia a la frase “que se hable de mi aunque sea para mal“. Buscar la polémica y la provocación se ha convertido en una estrategia de marketing en sí misma. Véase los casos de marcas como Loewe, Ashley Madison o Ryanair que buscan sembrar polémica para conseguir notoriedad. ¿Dónde está el límite entre la publicidad provocativa y la mala publicidad? ¿La ética y la responsabilidad deberían desterrar esta mala publicidad?”.

El portal, ADSL ZONE, afirmó recientemente: “MEGA acaba de ser estrenado a nivel mundial pero las primeras horas de funcionamiento no están siendo lo que los usuarios esperaban. Problemas para acceder a la página, imposibilidad para subir ficheros o lentitud extrema son algunos de los inconvenientes que se están produciendo desde la apertura.

La plataforma de almacenamiento de archivos creada por el fundador de Megaupload acaba de abrir sus puertas con más o menos éxito. A juzgar por los problemas de saturación de los servidores la demanda ha sido altísima. Kim Dotcom ha conseguido generar una expectación nunca vista sin necesidad de realizar las campañas de publicidad que tenía previsto lanzar en diferentes países. El aniversario del cierre del popular servicio de descarga directa y la alta cobertura de todos los medios del planeta ha sido suficiente como para que MEGA esté “muriendo de éxito”.”

A mi modesto entender y experiencia al intentar ingresar al sitio MEGA, es #PublicidadFail.

Pero, ¿Qué es Mega?

Es un servicio de alojamiento de archivos multiplataforma en la nube (una plataforma de CloudComputing). El servicio permite a los usuarios almacenar y sincronizar archivos en línea y entre computadoras y compartir archivos y carpetas con otros. En este aspecto MEGA es competencia del exitoso Dropbox (https://www.dropbox.com/), o Google Drive (https://drive.google.com/) que funcionan perfectamente.

A pesar de que MEGA sigue colapsado y los usuarios no podemos acceder siguen he encontrado algunas  noticias en la Red con detalles que seguramente muchos desconocemos.

Según TorrentFreak, el servicio creado por Kim Dotcom es “más seguro pero menos anónimo”.

Entre sus fortalezas destacan, las notas encontradas,  las medidas de seguridad para proteger los archivos, sin embargo, su fundador se ha cubierto las espaldas para evitar nuevas intervenciones judiciales.

TorrentFreak destaca que el servicio es más seguro gracias al cifrado de sus datos permitiendo que sólo el usuario que sube un fichero sea capaz de descifrar los datos que transmite. Dotcom señaló además en una entrevista que en los próximos cinco años la mitad del tráfico de Internet se cifrará con soluciones basadas en la API que utiliza MEGA.

Si bien MEGA cuenta con un sistema de almacenamiento de datos muy avanzado, el servicio está flojito muy en cuanto a la privacidad. Según ha explicado su fundador, almacenan las direcciones IP de los usuarios, el registro de actividad, las comunicaciones, los datos de tráfico, el uso del sitio e incluso las cookies de los internautas para servir campañas de publicidad orientadas a las preferencias del navegante. Esta invasión a la intimidad del usuario puede perjudicar a la reputación del servicio teniendo en cuenta los antecedentes de Megaupload.

La realidad es que aún mega.co.nz sigue fuera de servicio, en las redes sociales es trending topic y las opiniones son para todos los gustos. ¿Crees que triunfará? ¿Pagarías por una cuenta premium?… déjame tus comentarios al pie de esta nota:

@pablogusdiaz (sígueme en twitter)