Los malditos Trolls

Los malditos Trolls

Quien no tiene entre sus seguidores y amigos en las redes sociales algún personaje anónimo y/o enmascarado tras un avatar y un nombre de fantasía. Yo tengo unos cuantos y con algunos de ellos he generado buenas ‘migas’. El problema no es el anonimato y la fantasía del personaje sino que use esa condición para agredirnos, acosarnos. Cuando nos encontramos con este caso nos encontramos ante un ‘troll’.

Recientemente el gobierno nacional acusó la puesta en marcha de una ‘campaña sucia’ en las redes sociales, llevada a delante contra el candidato presidencial oficial por un ‘ejército de 50 mil trolls’ dispuestos por el macrismo.

Troll de redes sociales

Según la Wikipedia, “un troll describe a una persona que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en una comunidad en línea, como ser un foro de discusión, sala de chat, comentarios de blog, o similar, con la principal intención de molestar o provocar una respuesta emocional en los usuarios y lectores, con fines diversos (incluso por diversión) o, de otra manera, alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí. El trol puede crear mensajes con diferente tipo de contenido como groserías, ofensas, mentiras difíciles de detectar, con la intención de confundir y ocasionar sentimientos encontrados en los demás.”

Hacer trolling es el acto de difamar anónimamente a alguien en las redes sociales.

Del sitio about.com consegui estas interesantes definiciones acerca del comportamiento y característica de los troles:

  • Los troles son inmunes a críticas y argumentos lógicos, por lo que no podemos razonar con ellos, aún cuando nuestros argumento sean sólidos.
  • Los troles no sienten remordimientos. Algunos de ellos pudieran clasificarse como sociópatas y, como tales, se regocijan al herir los sentimientos de otras personas.
  • Los troles se ven a sí mismos por encima de las convenciones sociales.
  • Los troles no se apegan a las reglas básicas de convivencia o de educación básica.
  • Los troles consideran que están por encima de cualquier responsabilidad o limitante social.
  • Los troles se alimentan del enojo que nos generan y de los insultos que les podamos inferir. Las emociones de desagrado e indignación que nos provocan les da una mórbida sensación de placer.
  • Lo que motiva al trol es el poder alimentar su ego sin tener que sufrir las consecuencias de sus actos. Se escudan en el anonimato que da Internet para dar rienda suelta a sus necesidades de descargar frustración y odio hacia la sociedad y el mundo.

El candidato presidencial Daniel Scioli dicen fue atacado por troles en las redes sociales.

Este último, claramente es un troll… simpático y creativo, puede ser, pero troll al fin.

Ayer me tocó en lo personal lidiar, nuevamente, con algunos troles. Fue a raíz de una serie de comentarios que hice en Twitter respecto del #VotoElectrónico.

Al parecer hay un grupo de activistas socio-político ‘pseudo gurues informáticos’ que tienen un control automatizado de ese hashtag y que al registrarse comentarios en él salen en manada a agredir y agraviar a quien ha escrito favorablemente sobre ella, pero no fui su único ‘blanco’, el periodista Luis Novaresio también los padeció ayer:

“Somos penosos tratando el abuso y los trolls en la plataforma” dijo el ex-CEO de Twitter, Dick Costolo poníendo de manifiesto lo que cualquiera de nosotros ya habíamos descubierto: Twitter fracasó en la tarea de controlar el acoso de los trolles.

Un artículo publicado hoy en el blog de la empresa de seguridad informática Panda afirma que “un reciente estudio del Pew Research Center, un 40% de los internautas encuestados aseguraban haber sido víctimas de acoso en la Red. Así, uno de los propósitos de la red social es implementar las herramientas necesarias para que sus usuarios no sufran los abusos de aquellos que suelen escudarse en el anonimato para insultar y atacar a los demás.”

Hay dos formas de lidiar con los troles: ignorarlos o bloquearlos para que así no puedan hacer publicaciones.

“Ahora puedes exportar y compartir tus listas de bloqueo con los usuarios que se enfrentan a problemas similares, o importar la lista de otro usuario a tu propia cuenta y bloquear varias cuentas a la vez en lugar de bloquear de forma individual”, explican los técnicos de Twitter desde el blog de esa red.

Los tuiteros que queramos evitar el acoso en Twitter solo debemos seguir estos sencillos pasos desde el apartado ‘Cuentas bloqueadas’ de la configuración de esa red:

  • Hacer clic en ‘Opciones avanzadas’ y seleccionar ‘Exporta tu lista’.
  • Twitter pedirá confirmación acerca de qué cuentas deseamos exportar. En este paso intermedio, haydos opciones: seleccionar todas las cuentas que bloqueadas con un solo clic o desmarcar aquellas que no queramos compartir.
  • Una vez seleccionadas las cuentas hacemos clic en ‘Exportar’. Se generará un archivo .csv que se descargará automáticamente a la PC para compartir con quienes quieramos.

En caso en que recibamos ese archivo .csv de algún buen amigo de Twitter, para cargarla en nuestra cuenta hacemos:

  • Ir a ‘Opciones avanzadas’, en el apartado ‘Cuentas bloqueadas’ de la configuración. Allí, seleccionamos ‘Importa una lista’.
  • Clic en el clip que aparece en la ventana emergente junto a la opción ‘Adjunta un archivo para subirlo’. Desde ahí, seleccionamos el archivo .csv .
  • Aparecerá la lista de cuentas bloqueadas por el tuitero que nos pasó el archivo. Seleccionaremos si queremos bloquear a la lista completa (con un solo clic) o si preferimos dar una oportunidad a algunos de ellos. Para ello, desmarcaremos las cuentas que no quieramos bloquear.
  • Hacemos clic en ‘Bloquear’ para confirmar la selección y, automáticamente, las cuentas marcadas ya nos molestarán más.

Pongamos fin al trolleo.

@pablogusdiaz (en Twitter)