La internet de las c@sas

La internet de las c@sas

Hace 40 años, cuando se diseñó Internet, se buscó conectar computadoras. La tendencia ahora apunta a la inclusión digital de los objetos.

El nuevo Internet ya no trata sólo de comunicar a las personas sino hacer que ellas puedan interactuar con las cosas que usan en su vida diaria, e incluso que esas cosas puedan interactuar entre sí, como si fueran personas.

Según Cisco IBSG, actualmente ya “hay unas 25 mil millones de “cosas” conectadas a Internet y se estima que en el 2020 serán 50 mil millones los objetos conectados.

Todas esas “cosas” transmiten información.

La conexión de estas cosas tuvo su puntapié inicial con la Domótica, concepto que básicamente significa tecnología aplicada al hogar, que permite hacer realidad la idea de “la casa inteligente”.  Así ya es común encontrarnos hoy con televisores inteligentes (“Smart TV”, o aparatos que unen la tecnología de la televisión con la informática y la internet), teléfonos inteligentes (“Smart Phones”), heladeras, cafeteras, tostadoras, aspiradoras, alarmas y video cámaras, luces, calefacción, persianas, puertas, regadores, ¡hasta inodoros!, se han vuelto inteligentes.

Volviendo a la seriedad del asunto, hacer inteligente a nuestras casas, en verdad nos facilitará la vida.

–          Una persona llega a tu casa y toca al portero, pero no hay nadie dentro de tu hogar para atenderlo; entonces el sistema comunicará al portero con tu teléfono celular y podrás atender al visitante… y también lo podrás ver en la pantalla del  celu si cuentas con un portero visor o un sistema de video cámaras de seguridad.

–          Te vas de vacaciones y no quieres molestar a nadie para que cuide tu casa, la puedes controlar íntegramente a distancia desde internet, abrir y cerrar persianas, prender y apagar las luces y el televisor y, por supuesto, estarás en línea con la alarma que te avisará cuando se produzca un evento en ella (intrusión, por ejemplo).

Los mismos ejemplos valen tanto para hogares como para oficinas.

casa-inteligente

¿Te imaginas una heladera que te avise de la fecha de vencimiento de los alimentos que contiene? ¿O que las zapatillas que usa para hacer deporte registren “en la nube” las estadísticas de cuánto corres cada semana y a qué velocidad? ¿O que los inodoros analicen tu orina y te recomienden la dieta alimentaria que más te conviene seguir? ¿Qué pasaría si el cepillo de dientes te alertara de cualquier pequeña caries y te sacara una consulta con tu dentista? Son algunas posibles aplicaciones de lo que se conoce como el “Internet de las cosas” o “Internet de los objetos” (IoT, por sus siglas en inglés), un concepto que nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y ya está entre nosotros… si, aquí en argentina también.

Todas estas cosas pueden ser conectable entre si y vos podés tener control sobre ellas gracias a que internet se moderniza constantemente, y una de las últimas reformas que produjo fue el cambio de protocolo IPv4 al IPv6 que te comenté en un post anterior.

Una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, incluso entre los objetos directamente, que se conectaran entre ellos y con la Red y ofrecen datos en tiempo real. O dicho de otro modo, se acerca la digitalización del mundo físico.

Según Hans Vestberg , CEO de Ericsson, las repercusiones serán considerables: «Si una persona se conecta a la red, le cambia la vida. Pero si todas las cosas y objetos se conectan, es el mundo el que cambia

@pablogusdiaz (sígueme en twitter)