La compleja ‘calma radicales’

La compleja ‘calma radicales’

La Unión Cívica Radical de Río Negro decidió, finalmente, desistir de su elección interna para renovar cargos partidarios. Hay calma en los radicales, pero solo en la superficie dirigencial. En las bases, el electorado, la realidad es muy diferente.

Los radicales hemos resuelto nuestra diferencias dialogando, intercambiando ideas, persuadiéndonos unos a otros…” afirmó a la prensa el presidente reelecto de ese partido, Darío Berardi.

Huelga decir que Berardi, al igual que su compañera de fórmula, la diputada nacional Lorena Matzen, representaban al radicalismo afín al PRO, el ala que votó en la convención de ese partido conformar la alianza Cambiemos. Mientras que el bolsonero Romera y el empresario viedmense Jalabert, representaban al radicalismo díscolo, ese que no quiere saber nada con el PRO y prometía sacar a la UCR de la alianza Cambiemos.

Dos posturas ideológicas difíciles de persuadir, reflexioné: Habrán evitado la pelea por los cargos partidarios, pero ¿que pasa con la pelea por la posición ideológica? ¿Qué pasa con la representación política de la gente que manifiesta esas ideas contrapuestas? Y ¿Cuántos serán en cada posición? Me pregunté.

Motivo por el cual entre el 7 y el 10 de septiembre pasado realicé esta consulta por internet para averiguarlo (*) .

*Datos de la encuesta: Método probabilístico, online por internet. 647 casos de simpatizantes a la UCR toda la provincia de Río Negro. Margen de error ± 3,8% . Indice de confianza 95%.

Y descubrí que las preferencias de los encuestados se dividieron sorprendentemente, en partes iguales.

El 48,81% se manifestó a favor de seguir aliados al PRO de alguna manera, ya sea en la alianza cambiemos 27,1% -como están ahora- o ampliándola 21,7% -como proponen Berardi y Matzen haciendo un gran frente antisorista-.
Y el 48,56% respondió que no quiere saber nada con el PRO, con un 33,2% que prefiere volver a la soledad de la histórica Lista 3 y un 15,4% que le gustaría reeditar aquellas otras alianzas socialdemócratas del pasado que tantos triunfos le dieron a Massaccesi, a Verani y a Saiz.

Al ver estas respuestas recordé su coincidencia con otra consulta similar que realizamos desde la consultora M&D también a nivel provincial el 8 de Agosto, donde le preguntamos a los encuestados su parecer respecto a las posibles alianzas que su partido afín podría conformar con otros.

En aquella oportunidad el electorado simpatizante de la UCR también se habían mostrados dividido respecto su alianza con el PRO, tal como se muestra en la siguiente imagen.

(podés repasar todos los datos de esa encuesta haciendo clic en este link: http://pablogustavodiaz.com/el-mapa-electoral-rionegrino-hoy/)

Hay mar de fondo en el electorado radical rionegrino.

Los dirigentes que creen que los arreglos de cúpula son seguidos mansamente por las masas no están entendiendo los cambios producidos en la sociedad del momento.

La caída en la imagen presidencial y la falta de confianza en el gobierno de Cambiemos, que medimos desde la consultora M&D en el mes de agosto, demuestra que el malestar del elector por la situación socioeconómica es muy grande.

Ese malestar es mucho más grande aún en aquellos electores que votaron por esa alternativa electoral en el ballotage de 2015. Entre ellos muchos radicales que hoy se sienten, cuanto menos, defraudados con Cambiemos.

Si el radicalismo de verdad quiere seguir unido, la interna por el liderazgo de la representación de sus afiliados y electores, aún está lejos de haber sido saldada.

@pablogusdiaz