“hackatones cívicos”, los inicios de una ciudad inteligente

“hackatones cívicos”, los inicios de una ciudad inteligente

Los hackatones están demostrando su eficacia en cuanto lugar se realizan. Los casos de Buenos Aires, Neuquén y Mar del Plata, por ejemplo, han demostrado el potencial de estos eventos para las ciudades. Acercan a los ciudadanos y a las administraciones públicas, promueven el uso de datos abiertos, pueden dar lugar a aplicaciones útiles para los ciudadanos. Y se presentan como elementos fundamentales a la hora de (re)diseñar una ciudad… si, incluso la nuestra por ilusorio que te parezca!

La palabra ”hackaton” hace referencia a la unión de “hacker” y “maratón”. Los hackatones cívicos son eventos que reúnen a programadores informáticos, especialistas municipales, emprendedores tecnológicos, diseñadores gráficos e industriales y ciudadanos interesados en liberar datos y crear aplicaciones en forma colaborativa y que contribuyan a mejorar la vida en la ciudad.

En muchos lugares, ya existen comunidades de jóvenes emprendedores que celebran hackatones por su cuenta, y el municipio puede ayudar a mantener y fortalecer los esfuerzos existentes. Una manera sencilla de empezar a hacerlo es ofreciendo espacios para que los desarrolladores locales puedan reunirse.

Desde luego que para generar la verdadera “inteligencia colectiva” que se manifiesta en un hackaton es fundamental que el gobierno lo propicie, lo acepte y/o implemente sus resultados… es decir, es necesario que el gobierno se deje ayudar, se abra a la comunidad. El gobierno debe abrir sus datos.

¿Qué puede conseguirse en un hackaton?

En un hackaton hay poco discurso oficial y mucha acción. La gente va a trabajar y lo hace de manera voluntaria. El evento dura generalmente un solo día o un fin de semana; esto hace que en un solo hacakton sea muy difícil conseguir un resultado tangible porque es complejo terminar una aplicación en un solo día.

Durante el hackaton se pueden desarrollar prototipos o se pueden continuar proyectos comenzados en el pasado, pero resulta complicado poder completar toda la fase de desarrollo. Estos eventos son más un medio para impulsar el diálogo inicial y fortalecer un ecosistema abierto.

Para ver lo que se puede conseguir en un hackaton, puede ver lo que se consiguió en el último hackaton en Buenos Aires, que se centró en el problema de la gestión de los residuos sólidos.

macri-hackaton_049

¿Quiénes participan?

Además de expertos temáticos, técnicos del municipio y desarrolladores, cada vez es más común encontrar en los hackatones diseñadores gráficos, periodistas y gente del mundo de la comunicación y el markting. La presencia y la diversidad de perfiles ayuda a hacer las aplicaciones más fáciles de usar y mejorar los resultados del hackaton. Al fin y al cabo, para poder resolver los problemas, es necesario que las aplicaciones puedan ser utilizadas por ciudadanos comunes que no entiendan de informática.

¿Utilidades reales de los hackatones?

1. Dan visibilidad a los desafíos de la ciudad

2. Son un punto de contacto entre municipio y la ciudadanía de carácter único

3. Ayudan a definir soluciones concretas a los problemas identificados

4. Ayudan a generar acuerdos con otras contrapartes (sector privado, municipio, internacionales)

Dicho esto ¿qué esperamos para hacer nuestro hackaton?

 

@pablogusdiaz (en Twitter)