¡Felicitaciones, ganaste!, ¿Y ahora qué?

¡Felicitaciones, ganaste!, ¿Y ahora qué?

La campaña fue ardua. Armaste tu plan y lo resolviste a la perfección. Planteaste tu programa, hiciste tus promesas, persuadiste a la mayoría del electorado. Ganaste la elección ¿Y ahora piensas que ya está? ¿Qué solo se trata de dar vuelta esa página y poner en marcha la maquinaria ejecutiva que cumpla con las propuestas, hasta dentro de dos o cuatro años en que tengas que revalidar el título? pues te tengo una noticia: No está nada. La campaña continúa, porque hoy la campaña es  permanente.

El error de mis primeros cuatro años como presidente fue pensar que este trabajo era sólo tomar las decisiones de política pública correctas. Y eso importa. Pero la naturaleza de la presidencia es también contar una historia al pueblo que le de un sentido de unidad, propósito y optimismo, especialmente durante tiempos difíciles. Es tener una conversación con la gente acerca de hacia dónde necesitamos ir como país”.  (Barack Obama)

La comunicación política se organiza básicamente en dos ramas específicas (aunque hay especialistas que hacen una desagregación más minuciosa aún): La comunicación de campaña y la comunicación de gobierno.

La comunicación de campaña es la que has hecho hasta ahora y te sirvió para ganar la elección. Profesional o no, estratégica o intuitiva, su misión fue ‘construir futuro’ en la mente de las personas, persuadiendolos que eras el mejor candidato para gobernarlos. Esa comunicación te ayudó a legitimar tu origen en las urnas.

La comunicación de gobierno es la que menciona Barack Obama en su cita anterior y su misión es ‘construir presente’ dando sentido a lo que hace tu gobierno para que sus acciones sean comprendidas, aceptadas y apoyadas por la ciudadanía. Esta otra comunicación te ayudará a legitimar tu gestión.

En los últimos 20 años el mundo ha cambiado mucho y los ciudadanos también. La nueva democracia post post moderna ya no se rige por los tradicionales modelos de conducción vertical y unilateral ni tienen la paciencia de tiempos pasados. Los nuevos ciudadanos-electores ahora funcionan en red. Son mucho menos fieles a los partidos políticos. Exigen un modelo democrático más horizontal, menos jerárquico, mucho más colaborativo-cooperativo y sobre todo eficiente al cumplimiento de sus expectativas. Su paciencia también es mucho más limitada que la de sus antepasados. La legitimidad de los gobernantes hoy está ‘a tiro un de un click‘ de ellos. Un puñado de emojis enojados, otro puñado de comentarios negativos y la viralización de otros tantos memes ridiculizando las políticas alcanzan ya para poner a los gobiernos en crisis.

Este nuevo contexto socio-político exige a los nuevos príncipes -gobernantes y legisladores- estar mucho más atentos a las necesidades y sentimientos de la gente. Y eso se logra con un plan de marketing político especialmente diseñado para ese gobierno o legislador.

En mi consultora nos dedicamos justamente a diseñar planes de marketing político, ayudando a los ejecutores gubernamentales a implementarlos y medir sus resultados permanentemente para ajustarlos al cumplimiento de sus objetivos.

¿Querés saber más sobre nuestros planes de marketing? en este link tenés información ampliada » http://pablogustavodiaz.com/diseno-del-plan-de-marketing-y-comunicacion-politica/

Contamos con planes para municipios, legisladores y empresas públicas.

No hay necesidad de navegar la gestión sin brújulas ni cartas, sólo mirando las estrellas. Creeme, los iceberg acechan en el horizonte.

Comunícate conmigo. Estoy a tu servicio! en:

celular 2920366554
Correo Electrónico pablogusdiaz@outlook.com
Redes Sociales @pablogusdiaz (en Twitter y Facebook)