El informe CONICET sobre Voto Electrónico y mi posición histórica

El informe CONICET sobre Voto Electrónico y mi posición histórica

El afamado instituto científico-tecnológico nacional ha emitido dictamen sobre el maltratado tema del Voto Electrónico. Los detractores del mismo han salido en horda a refregarnoslo en la cara a los que lo propiciamos y los gansos que repiten el boca de otros no podían faltar, pero muy pocos lo han leído entero y detenidamente.

Yo lo leí. Y me encontré con información más que interesante que merece ser detallada a la hora de evaluar el voto electrónico ‘si’ o el voto electrónico ‘no’.

Pero antes de arrancar con eso quiero contarte que me sorprendió de este informe encontrarme con muchas de las afirmaciones que yo mismo he escrito en este blog a lo largo de los últimos 5 años en que he estado tratando este tema, y que por motivos de hartazgo no repetiré aquí -pero si queres investigarla vos mismo te dejo un link a ellas: http://pablogustavodiaz.com/tag/voto-electronico/

Lo que si repetiré al terminar este artículo, es el final de aquella primera nota que escribí aquí el 21 de octubre de 2012, que titulé “Voto Electrónico”: http://pablogustavodiaz.com/voto-electronico/

Vayamos al grano

Los detractores del voto electrónico, ni bien se dió a conocer el informe, salieron en horda a decir: “¡Vieron que teníamos razón!”, “¡Vieron que el CONICET hundió el voto electrónico!”, y otra sartas de estupideces más que no repetiré.

Pero el informe del CONICET no descalificó al voto electronico per se… es más, ni siquiera lo calificó, ¡porque no lo estudió!. Sólo analizó, a pedido del Ministerio del Interior que conduce Rogelio Frigerio, el sistema BUE (Boleta Única Electrónica) que provee la empresa privada MSA S.A.

Y ese no es un detalle menor. Porque confundir Voto Electrónico con BUE es como confundir “industria automotriz” con “Fiat palio”, por ejemplo… El Fiat palio es un automóvil, producto de la industria automotriz, pero es solo un modelo entre centenares de otros modelos más que van desde el Rolls Royse hasta el auto eléctrico mendocino, y que a uno no le guste el Fial palio no quiere decir que toooodos los autos no sirvan ¿Se entiende la diferencia?… pues la documento a continuación:

En hoja 5, donde comienza el informe propiamente dicho, bajo sub título: “1) Objetivos y contexto” los científicos del CONICET aclaran: “Este documento tiene por objeto realizar un análisis de factibilidad de un sistema de voto electrónico que contempla a la boleta única, a requerimiento del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Presidencia de la Nación (MI)“… más claro echale agua: estudiaron solo la BUE, Boleta Unica Electrónica.

Pero aún así más adelante, en hoja 9 y bajo el subtítulo “2) Alcance”, los científicos del CONICET dicen: “No se estudiaron en detalle las implementaciones de voto electrónico existentes en el país ni las usadas en otros países.”… ves? no estudiaron toda la industria de Voto Electrónico existente, solo se limitaron a estudiar la BUE…

Sin embargo los detractores del sistema de voto electrónico salieron en masa a afirmar que el CONICET defenestró al sistema en su conjunto y siguen con la remanida perorata de afirmar que “en otros países se abandonó” o que “en otros países hubo problemas“, etc. etc… Así que si lees o escuchás eso sabe que están mientiendo, porque el mismo CONICET dice que no tuvo tiempo -ni formaba parte de su trabajo- estudiar todo el espectro existente de Voto Electrónico ni estudiar lo que pasó o no pasó en otros países (de los cuales solo menciona algunos de ellos de manera muy superficial y basándose en artículos escritos por otras personas). Y tampoco investigó lo que pasó en Salta, en Capital Federal, en Marcos Juárez o en Neuquén, acá a la vuelta nomás, como para evaluar fehacientemente si en la práctica se confirma lo que sostienen en la teoría.

En ese sentido, y en página 20, los científicos del CONICET dicen: “Específicamente, no se ha analizado la implementación de sistemas de voto electrónico en Argentina, con el fin de evitar posibles sesgos en el análisis y se ha preferido basar el estudio en experiencias internacionales de las cuales se cuenta con información académica u oficial.”

Los detractores del sistema de Voto Electrónico afirman además que el CONICET está en contra de la tecnologia de Voto Electrónico, y eso también es mentira.

Por el contrario, en la hoja 12, bajo el subtítulo: “4) Principios y construcción”, los científicos del CONICET proponen que, de avanzar en la política de construcción de un sistema de Voto Electrónico para nuestro país, el mismo debería contar con algunas características fundamentales que le den “Auditabilidad, Verificabilidad y Seguridad“… es decir, no solo no objeta el Voto Electrónico sino que además propone mejoras al mismo: “…se enuncian y discuten a continuación una serie de principios de construcción, ya sean provenientes de sistemas de misión crítica o generalmente aceptados para el desarrollo de sistemas de votación. El objetivo de estos principios es servir como guías y restricciones para el análisis posterior. En la medida que se sigan estos principios y se apliquen desde etapas tempranas de la construcción, mayor será la calidad del sistema resultante“.

De más está contarte que muchas de esas cosas que proponen los científicos del CONICET son las mismas que propuse yo mismo, tanto en este blog como en las charlas y/o trabajos que he tenido con funcionarios públicos rionegrinos y que algunas de ellas forman parte del frustrado proyecto de ley de Voto Electrónico que presentó el legislador peronista Roberto Vargas en 2013 a la Legislatura de Río Negro y que jamás fue siquiera estudiado en comisión; dónde se proponía, por ejemplo, la utilización de “Software Libre”.

Los científicos del CONICET proponen en su informe que para construir un buen sistema de Voto Electrónico: “Todo el desarrollo debe ser abierto (open source y de carácter público) … el código fuente del sistema debe estar disponible al público en general, y toda la documentación generada durante el desarrollo también debe ser pública. Esta documentación incluye diseños, arquitectura y especificaciones del software y el hardware, planes de verificación de ambos, minutas de las reuniones del equipo de desarrollo, pruebas efectuadas sobre el hardware y el software y sus resultados, contratos con proveedores y fabricantes de componentes críticos, entre otros artefactos. Además, es recomendable que tanto el código fuente como la documentación estén disponibles desde el “minuto cero”, y no solamente luego de que se haya finalizado el desarrollo del sistema … Si el código fuente u otra documentación solo se libera una vez terminado el desarrollo, resulta mucho más difícil y costoso corregir errores. En general, este principio soporta los atributos de Auditabilidad, Verificabilidad y Seguridad. Más aún, luego de que el sistema se haya terminado, el público deberá contar con un tiempo razonable para auditar el sistema (en este contexto, “razonable” se corresponde normalmente al orden de meses).”

El informe continúa a partir de la página 20 en adelante con un pormenorizado detalle del proceso de votación y como -reitero- la tecnología propuesta en el sistema BUE de la empresa MSA, incumple con la mayoría de los protocolos y stándares que se requieren tener en un sistema ideal. Y acá aclaro lo de ideal porque una cosa es lo que deseamos que sea y otra lo que verdaderamente es… Los propios científicos del CONICET aclaran al principio que además de no estudiar en profundidad ningún sistema de Voto Electrónico diferente a la BUE de MSA, tampoco estudiaron el sistema de papeletas que usamos actualmente en argentina, que quienes hemos participado alguna vez de una elección como autoridad de mesa o fiscal partidario, sabemos que tiene sus “agujeros” que facilitan el hackeo. (si, el actual sistema se puede hackear).

Y en ese reconto del incumplimiento del proceso de MSA le doy la derecha a CONICET porque yo también critiqué lo mismo… (va!, yo también soy crítico absoluto de la BUE de MSA, a quien jamás defendí ni defenderé, yo banco el concepto general de Voto Electrónico no ninguna maquina en particular)… por ejemplo:

  • Qué el software que gestiona la votación esté integrado al software que gestiona el padrón electoral: una atrocidad!… el padrón debe gestionarse independientemente del sistema de votación, siempre!
  • Cómo expliqué antes, que el software usado sea propietario de la marca y no open source. Otra barbaridad. El software (y el hardwar) deben ser abiertos, siempre!

No avanza el informe en otros aspectos que yo he detallado en mis artículos que, llegado el caso, no estaría mal que se estudien como por ejemplo la desentralización de procesos y la diversificación de sistemas. Ya que mientras menos centralizado esté y mas oferentes haya, más difícil de hackear será…

Si habla el informe acerca de la profesionalización de la industria del software en argentina, y esto me parece crucial. Muy bueno que lo proponga. Porque mientras más profesionales y de la más alta calidad tengamos, más seguridad tendremos de contar con el mejor desarrollo tecnológico electoral y no dependeremos de agentes externos, ni privados ni extranjeros.

Finalmente, en la página 44 bajo el subtítulo “9) Conclusiones y recomendaciones”, los científicos del CONICET dicen: “Un objetivo importante en un sistema de votación es la construcción de la confianza que la sociedad en su conjunto va a tener sobre el sistema electoral. Debido a la importancia de los aspectos de seguridad y de construcción de confianza, se considera necesario realizar un desarrollo abierto, que implica que todos los artefactos (por ej., diseños, especificaciones, implementaciones, documentos de auditoría y revisiones) de todos los sistemas involucrados (hardware y software) deben estar completamente disponibles al público en general y con plazos adecuados. Esto permite que los sistemas puedan ser evaluados, con análisis forenses, progresivamente mejorados, y en última instancia se contribuya al objetivo de confianza.”

Y en relación a eso, acá concluyo transcribiendo el último párrafo de mi primera nota sobre Voto Electrónico escrita hace 5 años atrás en este blog, dónde, sin ser científico del CONICET, dije:

“Lo cierto es que las opiniones a favor y en contra de la aplicación del Voto Electrónico se reparten por igual y no tienen que ver con posicionamientos ideológicos, como ya quedó demostrado al principio de este artículo, sino con cuestiones técnicas de implementación… o mejor dicho, de quien se encargue en la práctica de la implementación.

Quien lo haga y no sea lo suficientemente amplio y generoso con su oponente como para “compartir” la elección, implementación y fiscalización del sistema, pondrá en riesgo la legitimidad de los resultados, ya que el contrario podría dudar de la veracidad de los mismos.

Para los detractores, el fraude que el voto electrónico evita fuera de las urnas se traslada al software interno de la urna electrónica… eso es, cuanto menos, el resumen de todas las opiniones que yo pude recoger de parte de quienes se oponen.

Así que mi sugerencia a la clase política, gobernante y opositora es:

No se nieguen al uso del voto electrónico porque si nomás, porque leyeron por allí que algún que otro país no tuvo éxito con el mismo, o porque quien lo implemente sea su oponente. Compartan los riesgos de tomar las decisiones con el opositor. Sean amplios de mente y abiertos a adquirir nuevos conocimientos. Colaboren unos con otros aportando sus especialistas técnicos y sus investigaciones en pos de lograr una solución “integral” que convenza a todos (o a la mayoría, al menos, ya que somos una democracia). Capaciten a sus cuadros para que sepan usarlo y fiscalizarlo. Hagan pruebas, muchas pruebas y no desaprovechen elección ni municipal, ni provincial ni nacional para hacerla… tomen este tema no como una cuestión estrictamente del momento sino como una verdadera cuestión de estado… y descubrirán que el sistema no es malo per se y que puede ser un gran aliado de todos ustedes y una gran solución para los votantes.”

… y hasta acá mis reflexiones acerca del informe del CONICET.

e-Voto de Altec

Respecto a Altec y el artículo de “enestosdias” que la critica:

Lo hecho por Altec es indefendible!… pero no su intención ¡ATETI LA GILADA!

La intención de Altec la banco a morir porque es lo correcto. Una empresa de servicios tecnológicos de la envergadura de Altec debe propiciar siempre estar a la vanguardia de la tecnología y ganar mercados y clientes y brindar servicios ¡en cada lugar siempre!… Yo la quiero competitiva y autosuficiente. Y es más, hasta la quiero exitosa y ganando dinero para las arcas del Estado rionegrino.

Es una aberración criticar que Altec quiera ingresar al negocio del Voto Electrónico cuando esa empresa es pionera del voto electrónico!.

Ahora, lo que hizo Altec para intentar entrar en este negocio propuesto por el Estado nacional, eso si es criticable y no pienso defenderlo ¡Hizo todo mal! y lo hicieron mal a pesar de que yo les quise dar una mano hace un par de años atrás. Pero en lugar de confiar en mi prefirieron, como aquellos marineros mitológico, atender el canto de las temibles sirenas.

@pablogusdiaz (en twitter y facebook)