Educación en Código QR

Educación en Código QR

Cada día la tecnología nos entrega herramientas ideales para hacer más entretenida y eficaz la tarea educativa, tal el caso de los Código QR.

Ya hemos hablado en un post anterior de este blog acerca de los Código QR y sus diferentes aplicaciones en el campo del comercio y el marketing; pero hoy nos dedicaremos especialmente a contarte sobre su uso en la educación, tanto en aplicaciones didácticas en el aula como en el desarrollo de nuevos libros de texto.

Recordamos antes que nada la premisa: “nuevas generaciones de estudiantes necesitan de nuevas formas de enseñar y aprender”.

El código QR, Al ser un sistema de almacenamiento de información puede servir para ampliar una materia u ofrecer la bibliografía de una asignatura. La gran innovación de los códigos QR consiste en conectar objetos reales con cualquier contenido web. Los dispositivos móviles son capaces de leer desde cualquier superficie (papel, pantalla…) estos códigos, así un contenido en papel es capaz de convertirse en multimedia través de un smartphone por ejemplo.

Debemos tener en cuenta que la implementación de una nueva tecnología en el aula se debe realizar paulatinamente y su consolidación se logra de forma lenta. El principal uso que le podremos dar a esta tecnología en el aula consiste en vincular contenidos educativos en formato papel a recursos de internet, por ejemplo:

  • información adicional sobre un tema
  • lista de material para un trabajo
  • cuestiones o problemas
  • accesos a recursos didácticos
  • demostraciones de problemas o experimentos
  • mapas, localizaciones
  • recursos bibliográficos
  • vídeos, audios,
  • etc…

Todas estas aplicaciones son directas para su uso en el aula, además la utilización de estos códigos presenta la ventaja de su gran practicidad y ahorrador de tiempo en el aula, pues con sólo capturar una imagen conseguimos acceder a toda la información  de una forma simplificada, rápida y reduciendo posibles errores de escritura y/o copia.

Esta nueva herramienta didáctica ha demostrado su validez en dos funcionalidades bien definidas: proporcionar una información contextualizada o como respuesta a una duda-acertijo-problema y transformar una ficha impresa en papel en un documento multimedia. Sin embargo, estas aplicaciones pueden ser el preludio de otras aplicaciones que proporcionen al estudiante una mayor interactividad.

Un primer paso para introducir esta tecnología en el aula puede ser el direccionamiento con un código QR a una web dinámica, una web que vaya cambiando sus contenidos. Esto proporciona que la respuesta ante la lectura del código no sea totalmente previsible, pero el papel del alumno sigue siendo el de receptor de información. Es conveniente, como en cualquier otra actividad, que el alumno pueda interactuar de alguna forma, por ejemplo con su teléfono móvil o tablet, para que su acción provoque un cambio significativo en el mundo virtual.

Un ejemplo de propuesta didáctica basada en la utilización de esta herramienta tecnológica es la llevada a cabo por el profesor José Hernández Ortega del Colegio El Valle-Valdebernardo (Madrid). En su blog Apuntes de Lengua, Hernández Ortega da cuenta de varias experiencias de fomento de la lectura entre los alumnos de primer ciclo de ESO (secundaria básica) basadas en recomendaciones literarias mediante el empleo de códigos QR. Dichas experiencias pretenden acercar esta herramienta al estudiante mediante la creación de sus propios códigos QR con una finalidad literaria:

  • Exposición de fragmentos de libros en códigos QR. A través de esta propuesta, y mediante la utilización de códigos QR, el alumno recomienda un fragmento de su libro favorito a través de sus dispositivos móviles. Así, según explica Hernández Ortega, cada alumno realiza una selección de un fragmento literario. Este fragmento puede verse en los teléfonos móviles a través de un código QR mediante el cual, además del fragmento literario se puede acceder a información sobre el autor y título del libro al que corresponde ese pasaje.
  • Pósters temáticos sobre obras y autores en códigos QR con enlaces a archivos sonoros. Los códigos QR de estos carteles remiten a archivos de audio grabados por el alumno lector del libro. En ellos se puede conocer tanto la opinión de varios estudiantes sobre un mismo libro, como también las distintas obras de un único autor.

Otro ejemplo de la utilización de los códigos QR en el ámbito educativo son las experiencias llevadas a cabo por José Luis Gamboa, profesor de Lengua y Literatura en el IES (secundaria superior) La Rosaleda de Málaga. Las propuestas de Gamboa tienen un carácter distinto a las realizadas por Hernández Ortega, pero también son experiencias interesantes e innovadoras.

En una de ellas el docente propone la utilización de códigos QR para hacer un recorrido por las diferentes zonas del centro educativo. Los códigos remiten a vídeos en los que se describen los diferentes espacios del instituto, tomando nota de sus peculiaridades. Otra de las actividades de aula llevada a cabo por Gamboa consiste en la realización por parte de los alumnos de tarjetas navideñas en las que un código QR permite descargarse un audio con una felicitación.

Muchas son las nuevas prácticas didácticas que los docentes pueden experimentar con sus estudiantes para hacer más atractivas y llevaderas sus clases, pero además de ellas quiero aprovechar este espacio para remarcar los inmensos beneficios que el códigos QR tienen en la gráfica editorial, especialmente de libros de textos escolares.

Ya se ha dicho (y yo más que nadie) y hasta el hartazgo, que a las nuevas generaciones no les gusta leer. También he explicado anteriorment,e  basado en las enseñanzas del médico neurólogo Roberto Rosler, que las nuevas generaciones se diferencian de las anteriores porque tienen una manera distinta de leer, no lo hacen en la forma de “Z” griega como los adultos, sino que escanean las hojas como si fueran páginas de internet, es decir, en forma de “L” invertida.

Por eso, los códigos QR brindan una excelente posibilidad para reformar los libros de textos haciéndolos más interesantes, multimediales.

En este sentido la novela de León Arsenal, Ultima Roma, vinculada a la red internet, es un gran ejemplo a seguir.

Última Roma, una novela vinculada a la Red mediante más de medio centenar de códigos QR, que pretende abrir nuevas vías literarias y nuevos campos de desarrollo de aplicaciones didácticas.

Algunas innovaciones en Última Roma son de índole práctica. Por ejemplo, uno de los QR de la contraportada permite leer el primer capítulo de la novela en un Smartphone o Tablet. Eso supone que, puesto que no hay ni que abrir el plástico del libro, el porcentaje de deterioro por manoseo va a disminuir.

En otros casos se busca explorar nuevas posibilidades. Es el caso de las entradas a Wikipedia. Enlazar mediante QRs una novela histórica con la enciclopedia global por excelencia abre un campo que nunca podrían las notas a pie de página o los apéndices de siempre.

Otro campo con grandes posibilidades es el audiovisual. Para este libro se han realizado 20 filmaciones bajo la supervisión del director Pedro Luis Barbero. Pueden considerarse una verdadera serie de pone-movies en la que se ha experimentado con las duraciones óptimas, tamaño de los logos, etc., para optimizarlas a su visionado en móviles. Además del valor añadido para la novela, hay que valorar la promoción que suponen las visitas externas, ya que los vídeos están en youtube.

Vincular un libro en papel al caudal de conocimientos e información que es Internet ofrece grandes oportunidades creativas. También, la sinergia de lo tradicional con las nuevas tecnologías puede suponer una vía para revitalizar a un negocio como el editorial, que sufre una de sus peores crisis.

Como vemos esta tecnología es una forma práctica de agrupar información y obtenerla. Su éxito radica también en el hecho de tratarse de una tecnología abierta y a su posibilidad de uso en dispositivos móviles. Existen multitud de posibles aplicaciones para su uso en el aula y sin duda puede ser otra forma de captar la atención de los alumnos y conseguir su motivación tanto para actividades educativas como lúdicas.

Así que amigo/a profesor/a, maestro/a… docente… no te quedes únicamente con el clásico “buscar en google”. Ahora tienes la posibilidad de CREAR NUEVAS HERRAMIENTAS DIDACTICAS que harán de tus clases, un caso de éxito pedagógico!… y tus peques FELICES!!!!!!!!

@pablogusdiaz (seguime en twitter)