Dejémonos ayudar

Dejémonos ayudar

En verdad el título de esta nota, especialmente dedicada a aquellos que intentan hacer cosas diferentes a las que están acostumbrado y no saben cómo hacerlas, debería ser “Pide ayuda”… pero como la idea es romper con los prejuicios, la inercia y fundamentalmente con la amenaza que nos implicaría el reconocimiento de nuestras propias debilidades, opté por un título que apele más al desarrollo de las oportunidades que maximicen nuestras fortalezas… pero calma, no es esta una nota motivacional sino una orientación hacia el “emprendedorismo profesional”… Y fundamentalmente enfocado en los negocios 2.0… Voy a contarte sobre Andy Freire y Endeavor.

Andy Freire es, según su propia definición, un esposo, padre y emprendedor apasionado.

Si no te dedicas al mundo de los emprendimientos probablemente no te suene su nombre, pero si eres de los que miran TV o escuchan la radio capaz lo reconozcas en este video, ya que tiene una columna en el programa AM de Telefé (y además una columna en el programa Perros de la Calle de Radio Metro, FM 95.1)

Andy, junto a Santiago Bilinkis fundaron a fines de los años 90 “Officenet”, una empresa .com que marcó el cambio de época. Officenet no era ni más ni menos que una distribuidora de papelería y material de oficina, la diferencia con las demás distribuidoras es que ésta operaba únicamente por internet. Un e-Commerce que comenzó en 1997 en un galpón semi vacío donde trabajaban 20 personas para convertirse con el tiempo en Staples Argentina, una empresa internacional que factura muchos millones de dólares y emplea más de 1.000 trabajadores.

Gracias a su experiencia en Officenet, Andy es reconocido por la Fundación Endeavor como su primer emprendedor. Director durante muchos años de esa prestigiosa fundación que ayuda a los noveles emprendedores a crear y lanzar sus empresas al mercado, Andy suele decir que la clave del éxito no es hallar una “gran idea” sino en buscar una idea que se pueda realizar y en la cual se pueda creer… y Officenet era eso, una idea basada en un problema común que ellos encararon desde una óptica diferente: “innovaron”.

Andy y Santiago comprendieron que la costumbre de enviar el cadete a comprar las cosas a la librería pronto sería reemplazada por un servicio de telefonía y entrega a domicilio. Crearon el sitio de Comercio Electrónico y llegaron ellos con sus productos a las PC de las empresas… simple, pero eficiente!

Sin embargo, alcanzar el éxito no fue tan sencillo. Para resolver las cuestiones de cobranza Andy tuvo que viajar a los Estados Unidos a conocer los mecanismos que se estaban utilizan allá. En ese país las empresas compraban sus materiales telefónicamente y a fin de mes enviaban un cheque por correo por el monto total. Officenet implementó la misma dinámica. Los pedidos llegaban, la carga salía y la cantidad de clientes aumentaba. Pero a los seis meses de empezar lo que no aumentaba era el dinero en la cuenta.

Una tarde caminando por la calle Florida en Buenos Aires Andy se cruzó con una persona que llevaba una caja de Officenet, lo paró e interrogó acerca de qué pensaba de esta nueva empresa. El peatón respondió: “funciona bárbaro, llegan los pedidos a tiempo; pero lo mejor de todo es que nunca te vienen a cobrar“. Así aprendieron que se cobra visitando a los clientes.

A fines de 2001 Andy funda en Estados Unidos Axialent, una consultora de Coaching y Recursos Humanos. Con oficinas en Buenos Aires daban soporte a consultores que estaban en Estados Unidos. La idea era simple: profesionales talentosos en Argentina más bajos costos para empresas del exterior dan por resultado un éxito. Así fue cómo logró otro emprendimiento exitoso, pero esta vez en el primer mundo.

La última compañía que le conozco fundar a Andy es Avenida! Otro e-Commerce de éxito.

Avenida! es una empresa que comienza su actividad en 2013 ofreciendo todo tipo de productos para los usuarios. La idea de Avenida se basa en que podamos conseguir los productos que necesitamos, al mejor precio, con la mejor calidad y ellos nos aseguran que la compra nos llegue en tiempo y forma.

Pero crear una empresa no es cosa fácil, mucho menos posicionarla en el mercado global. Esta es una etapa del negocio que requiere de importantes inyecciones de dinero… y eso es lo que ha logrado Andy últimamente y lo anunció en su cuenta de Facebook de esta manera:

“UNA BUENA NOTICIA: Avenida!, el sitio de e-commerce que lanzamos desde Quasar junto con Alan Kraus y Fede Malek, consiguió una inversión de más de 17,5 millones de dólares de dos grupos inversores extranjeros para poder seguir creciendo en el país… Esto, más allá de ser una alegría por el hecho de poder ver de cerca el trabajo, esfuerzo, dedicación y talento de todo el equipo de Avenida!, es una gran satisfacción ya que nos demuestra que es posible desarrollar proyectos en nuestro país, para nuestro país y que a la vez sean interesantes para el mundo!”

En verdad una buena noticia. Y no solo para Andy y sus socios de Avenida! sino también para todos nosotros, pichones de emprendedores… porque sabemos que más allá de los problemas coyunturales que sufra nuestra economía, que esperamos se resuelvan satisfactoriamente y pronto, hay un mundo de oportunidades económicas y financieras dispuestos a ayudarnos a hacer realidad nuestros sueños. No porque sean buenos, filántropos, sino porque son inteligentes y ambiciosos… la gente de dinero siempre quiere ganar más dinero y para ello sabe que debe invertir en nuevos proyectos, empresas y negocios…

El tema es llegar a ellos… y llegar con muchas ofertas de negocios posibles… que no solamente nos sirvan a nosotros –emprendedores- y a ellos –inversores- sino también a nuestro entorno, a nuestra comunidad, a nuestra provincia.

Si, que nos sirva a todos porque ya ha quedado demostrado que los buenos emprendimientos tecnológicos generan actividad económica, generan empleo y ayudan al desarrollo de los pueblos.

Officenet = 1.000 empleos / Globant = 3.000 empleos… ¿es necesario seguir enumerando?

Para ello es necesario que nuestros gobernantes se dejen ayudar… porque seamos honestos en algo por favor: ninguno de nuestros dirigentes es Andy Freire, Ni Martín Migoya ni Wenceslao Casares… Entonces hay que recurrir a estos “mostros” para que nos ayuden a desarrollar nuestros negocios tecnológicos.

Y ellos están todos juntitos, y justamente dando ayuda a gente como nosotros, en la Fundación Endeavor. Organización que brinda asesoramiento y realiza actividades en muchas provincias tales como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba y Neuquén… y si lo hacen allí también pueden hacerlo aquí, en nuestra querida Río Negro.

Yo hablé personalmente con sus directivos hace un año atrás y me contaron que tuvieron un tibio contacto con alguna organización del estado rionegrino, contacto que rápidamente se enfrió… sería bueno que el gobierno recupere esa línea y plasme algún encuentro “Experiencia Endeavor” en Río Negro, porque estoy absolutamente convencido que este es el camino más corto y económico para el desarrollo de muchos emprendimientos 2.0 en nuestros pueblos.

@pablogusdiaz (en Twitter)

NdR… Alguna vez intentemos hacer algo diferente!

Einstein