De la Democracia 1.0 (delegativa) a la Democracia 2.0 (participativa)… o cómo internet modificó la comunicación política

De la Democracia 1.0 (delegativa) a la Democracia 2.0 (participativa)… o cómo internet modificó la comunicación política

Recientemente leí una frase que me encantó y me animó a refrescar este viejo artículo escrito originalmente en el año 2015: “Los medios tradicionales como los diarios y la TV abren ‘ventanas’ que le muestran cosas a la gente. En cambio internet abre ‘puertas’ por donde entran los ciudadanos a interpelar, a cuestionar e interactuar con el partido/dirigente político“.

Hasta las elecciones de 1999 que consagraron a Fernando de la Rúa como presidente de los argentinos, la campaña electoral se vivía en la calle y por los medios tradicionales de comunicación como la radio, la TV y los diarios.

Cualquier mayor de 45 años recordará el millón de personas que se reunió en la 9 de julio porteña para escuchar el discurso de cierre de campaña de Raúl Alfonsín en 1983, y que además fuera transmitido en directo por TV a otros tantos millones de hogares.

Más acá en el tiempo ¿qué mayor de 40 no recuerda las afamadas caravanas del candidato del FREJUPO, Carlos Saúl Menem, en 1989 a bordo de su pintoresco ‘menemovil’? Era recibido en cada pueblo del interior del país y seguido por centenares de autos a lo largo de su trayecto dentro de la ciudad.

En 1999 y 2003 los mitines fijos y móviles ya no eran los mayores cautivadores de la atención del electorado. Ese papel se había corrido hacia la televisión. El canal Crónica TV y su impecable persecución al candidato del Frente para la Victoria Néstor Carlos Kirchner, pueblo por pueblo, transmitiendo en vivo acto por acto y repitiéndolos en su pantalla me ha quedado muy marcado en la memoria.

Eran épocas de ‘Democracia delegativa‘. Los votantes escuchábamos los discursos, las propuestas. Elegíamos al gobernante y después nos pasábamos los siguientes años viendo que es lo que hacía con nuestro voto. Coincidentemente con ese fin de siglo XX, internet surge en el mundo como un medio de acceso a la información en red, que proveían algunas pocas personas capacitadas y consumíamos el resto de los usuarios. Un modelo de comunicación ‘emisor-receptor’, muy similar al de las campañas políticas de entonces.

Modelo de política-Internet 1.0

Eran épocas también donde, por lo menos en Argentina, la mayoría de los votantes estaban afiliados o simpatizaban con un partido político: 70 a 30 era la relación en 1983: 70% de los votantes afiliado a los partidos políticos, 30% independientes.

Pero eso, todo eso, la tecnología y la participación política de la sociedad, cambio.

El país estalló por los aires allá en 2001/2. Los partidos políticos se fraccionaron produciendo el nacimiento de muchos pequeños otros partidos. La mayoría de la gente dejó de creer ciegamente en las verdades reveladas de sus líderes y empezó a cuestionar sus creencias e interpelar a sus dirigentes. Y las redes sociales llegaron a la web inaugurando un nuevo paradigma de comunicación bidireccional y construcción colectiva del conocimiento.

Para la reelección de Cristina Fernández de Kirchner en 2011 Facebook y Twitter ya contaban con millones de usuarios en nuestro país. Pero no fue hasta esta última elección de 2015 donde su efecto se vivió como jamás antes en la historia.

+ 5 millones de usuarios argentinos usan Twitter.
+ 25 millones de usuarios argentinos usan Facebook.
Por citar sólo las dos máximas redes sociales.
+ de 2/3 de ellos accediendo a las redes sociales desde su teléfono celular.

Analizando sólo a los candidatos a la presidencia de la nación en la última elección general del 25 de Octubre de 2015 contabilizamos:

Mauricio Macri = 1,7 millones de seguidores en Twitter y 2,5 millones en Facebook.
Daniel Scioli = 1 millon de seguidores en Twitter y 1,4 millones en Facebook.
Sergio Massa = 544 mil seguidores en Twitter y 853 mil en Facebook.
Margarita Stolbizer = 172 mil seguidores en Twitter y 156 mil en Facebook.
Nicolás del Caño = 25 mil seguidores en Twitter y 70 mil en Facebook.
Adolfo Rodríguez Saa = 11 mil seguidores en Twitter y 70 mil en Facebook.

Es cierto que la radio, el diario y la TV no han ‘cedido’ su protagonismo en la campaña electoral por la irrupción de ‘la web social’ como si parece haberlo perdido el allá lejos famoso mitin público o acto masivo,  pero no se puede desconocer el poder que han alcanzado las redes sociales e internet medio alternativo de interacción político-votante.
Programas de TV donde se crea un #hashtag para que la gente interactúe con ellos a través de Twitter. Notas en diarios digitales con espacios al pie para interacción de los lectores. Son algunos ejemplos de la participación de las redes sociales en la vida de la gente.

De un ‘receptor’ que ya no es meramente pasivo consumidor de información, discurso de la verdad revelada, como lo era en el siglo pasado, sino cuestionador de esa verdad, interpelador de su emisor y constructor colectiva de otra verdad, muchas veces de una nueva verdad sintetizadora de todas las demás existentes. Pero que además ha invertido aquella relación de conducta política del 1983 por 70% de los votantes independientes y 30% afiliado a los partidos políticos en la actualidad.

Modelo de politica e internet 2.0

“Las redes sociales están transformando las democracias representativas del presente y pasado en una democracia instantánea directa. No se salva nadie, ni los políticos, medios de comunicación, instituciones, ciudadanía, etc. Cualquier viso pasado ha sido transformado en un espacio en donde la ciudadanía ávida de participación quiere expresar sus sensaciones en un escenario que no es precisamente de alegría económica o euforia con la clase política.”
Relata el Alcalde tuitrero, José Antonio Rodríguez Salas, en el post “Del votante anónimo a la ciudadanía en red: La sociedad del minuto” publicado en su blog: http://www.joseantoniojun.com/2014/08/del-votante-anonimo-la-ciudadania-en.html

“Desde la palma de la mano y con solo hacer click sobre un Smartphone no solo conoces la actualidad del momento en modo “toda la vida” sino que la ciudadanía ya ha formado su opinión que en muchas ocasiones no coincide con esos mensajes editoriales que los distintos medios de comunicación pretenden llevar a la calle.”

“Hoy día, un dirigente político no solo está sujeto a su agenda política sino a una actualidad que es generada a través de los ya temidos trending topics que se obstinan en marcar la tendencia del día, las horas y a veces los minutos en un movimiento en donde las noticias negativas viajan 20 veces más rápido que las positivas y en donde ya no valen esos publirreportajes pagados al mejor postor para formar una interesada opinión.”

“Poco hemos aprendido de lo que la ciudadanía marca a gritos en sus timelines. Nadie quiere seguir siendo un votante anónimo que delega en un político para que al cabo de cuatro años le cuente una historia muy distinta por la que fue votado cuatro años antes. Ahora se exige unos representantes que interactúen y tengan en cuenta lo que la ciudadanía siente en cada instante y cuando los políticos intentamos desviar la atención hacia otro sitio, sentimos su potente brazo que nos indica claramente que el timón no solo lo mueve el político sino esa ciudadanía plena que goza de una satisfactoria capacidad de formarse su propia opinión.”

Cuenta el Alcalde de Jun, un pequeño pueblo de Granada, en España, que se ha transformado en ícono de la llamada Política 2.0 y que ha logrado llegar a ser caso de estudio del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en USA.

Clic aquí para ver completo ese interesantísimo post de José Antonio

¿Eres político/a? ¿Usas las redes sociales para interactuar con los ciudadanos? ¿De verdad interactúas o simplemente las usas como una ‘pizzara de novedades’? No intentes engañarme, yo conozco la respuesta… la idea es que tú mismo te interpeles y resuelvas usarlas cada día mejor.
Empieza ‘dialogando’ con tus seguidores/amigos. Respóndeles sus mensajes.
Y … ¡hazlo tú mismo/a! en lo posible. Trata de no delegar esa tarea en ninguna secretaria o Community Manager.

¿No puedes gestionar tu propia cuenta? ¿Tienes muchos seguidores y no puedes ‘perder’ el tiempo hablando con ellos por las redes sociales?… bueno, estás complicado, porque tu adversario puede llegar a hacerlo y entablará con los votantes una relación mucho más cercana que la tuya.

Fíjate, volviendo a mi amigo virtual @JoseantonioJun, él tiene casi 450 mil seguidores en Twitter… e interactúa con todos ellos. ¡¡Habla, dialoga, responde a todos ellos!!

Para demostrártelo, el 1 de Julio de aquel 2015, José Antonio inició un debate en Twitter acerca del uso que los políticos hacen allí. Fiel a mi estilo le entré como rengo a la muleta, aunque sabiendo la respuesta, para que la misma quede registrada y poder compartirla contigo en esta nota:

… y el Alcalde 2.0 me contestó por MD (mensaje directo, privado) predispuesto a mantener una conversación conmigo si fuera mi intención. Un maestro!

imagen4

Pero José no es sólo un gran tuitero en forma personal o proselitista, sino que ha logrado lo que muchos otros políticos en ejercicio de alguna función ejecutiva dentro de algún estamento del Estado, se ha siquiera animado a intentar: darle participación a la ciudadanía en su gestión. Conectar al ciudadano de su pueblo, con los diferentes estamentos de su ayuntamiento (municipio) y hacerle sentir lo que en el fondo es: dueño de él.

Para ello José Antonio además tuvo que lograr que todos los empleados del ayuntamiento y habitantes del pueblo se apropien de la herramienta digital.

Jose ha ‘abierto el gobierno’ de su ciudad a sus verdaderos dueños, los ciudadanos. Y con ello ha logrado devolverle a su pueblo el interés y confianza en la política.
Ha implantado un modelo de gobierno horizontal. En contraposición al tradicional vertical donde arriba está el gobernante y abajo el pueblo. “En Jun todos los ciudadanos son Concejales y Alcaldes al mismo tiempo”, nos cuenta.

El modelo de ‘gobierno abierto’ de Jun es además un modelo de gestión ‘transparente’. Todo el mundo está informado, vía las redes sociales, de lo que pasa dentro del edificio municipal. Puede presenciar sus reuniones, auditar sus cuentas y hasta ver ‘en vivo y en directo’ los actos de licitaciones y compras.

En este video puedes verlo en acción:

“El dirigente debe replantearse la política como un diálogo permanente con la gente”.
José Antonio Rodriguez Sala (el Alcalde de Jun) es un político 2.0 que está creando Democracia 2.0 y que bien puede servirnos de ejemplo a todos, no sólo a los gobernantes sino también a los ciudadanos, que somos, en definitiva, quienes los elegimos.
Este político español ha elevado la vara de la calidad institucional. Está en nosotros exigírsela saltar a nuestros políticos vernáculos.

@pablogusdiaz (en twitter)

 

PD: Una Yapa –> 10 consejos para los políticos sobre el uso de las redes sociales