Con IPv6 comienza una nueva era de Internet

Con IPv6 comienza una nueva era de Internet

Debido al agotamiento de direcciones IP, este miércoles 6 de Junio el protocolo de internet empezará la migración al nuevo estándar IPv6.

La operación se conoce con el nombre de “lanzamiento mundial de IPv6”, cuando los operadores y proveedores de internet pasarán de forma permanente a este nuevo sistema, eliminando el entorno precedente que era conocido como IPv4.

Está previsto para las 00:01GMT del miércoles y autorizará el aumento de los números IP a miles de millones, frente a los “escasos” 4.000 millones disponibles en la actualidad.

La transición total llevará varios años y los antiguos aparatos y redes de IPv4 continuarán su funcionamiento habitual.

“La mayor parte de los usuarios no debería darse cuenta de nada”, estima Leo Vegoda, de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (Icann, por su sigla en inglés), que gestiona el sistema de direcciones de la red. Pero señala que los usuarios podrían enfrentar algunos “contratiempos”.

El protocolo IPv4 no dispone del suficiente número de direcciones IP para que cada aparato tenga la suya, por lo que los usuarios deben compartir una misma dirección (IPs dinámicas), lo que supone que puedan experimentar retrasos en las actividades que realizan por computadora.

En el período en que los sistemas IPv4 y IPv6 coexistan, las conexiones han de encontrar “un camino” compatible entre sistemas, lo que podría ocasionar idas y vueltas que harían más lenta la conexión a una página. “Pero al final, esto debería suponer un internet más fluido”, añadió.

¿Pero, qué es y cómo funciona el IPv6?

Los nombres que usamos para conectarnos a Internet (www.pablogustavodiaz.com o www.google.com) no existen en verdad para las máquinas, sino que ellas reconocen sólo el número de dirección que cada uno de éstos nombres tiene asociado, por ejemplo: 205.251.152.178 (para pablogustavodiaz.com) ó 216.239.55.100 (para google.com). Es algo parecido a lo que nos pasa a nosotros con el DNI: Nos podemos llamar Pablo Díaz o Juan Pérez, pero todos tenemos un número de DNI que nos identifica del resto de las personas.

En las direcciones en IPv4, esos números tienen 32 bits agrupados en 4 grupos de 8, por lo que el conjunto global va de 0.0.0.0  a  255.255.255.255 (el real es más limitado por razones que sobrepasan el objetivo de este documento). Por tanto, idealmente se podían asignar sólo 4.294.967.296 direcciones. Con esto en mente, quienes diseñaron en su momento la IPv4 pensaron que esto sería más que suficiente… pero esta gente que había ideado originalmente internet para uso científico, militar o académico,  jamás se imaginó el nivel de uso que la red alcanzaría y su masificación a escala global y social.

El problema está en que las direcciones se asignan en bloques o subredes; o sea, se agrupan, se asignan a alguien (empresa, Universidad, etc.) y todas ellas se consideran ya ocupados (se usen o no).

Las agrupaciones clásicas son:

Clase A:donde se fija el primer octeto y se dejan los otros tres para que el usuario los maneje. Por ejemplo, se le asigna la subred “30.x.x.x”. Las IPs asignadas al usuario son 256*256*256=16.777.216
Clase B: se fijan los dos primeros octetos y los dos restantes quedan para el usuario. Por ejemplo, “156.23.x.x”. Las IPs asignadas al usuario son 256*256=65536
Clase C: se fijan los tres primeros octetos y el que resta queda para el usuario. Por ejemplo, “193.110.128.x”. Las IPs asignadas al usuario son 256.

El problema, sobre todo en las primeras fases, fue que se asignaban con mucha facilidad  Clases A y B, con lo que el espacio consumido y, sobre todo, el desperdiciado fue/es muy grande.

Actualmente nos enfrentamos al grave problema de que el direccionamiento IPv4 está cercano a agotarse y, por tanto, el crecimiento de Internet se pararía porque no podrían incorporarse nuevas máquina a la Red.

¿Cómo soluciona este problema el IPv6?

IPv6 es el siguiente paso a IPv4 y, entre otras muchas características, soluciona el problema de direccionamiento.

Sus características principales son:

  • Mayor espacio de direccionamiento (RFC 2373 o draft de 16/09/2002)
  • Las direcciones pasan de los 32 a 128 bits, o sea de 2^32 direcciones (4.294.967.296) a 2^128 direcciones (3.402823669 e38, o sea sobre 1.000 sixtillones).

Esto hace que:

  • Desaparezcan los problemas de direccionamiento del IPv4 actual.
  • No sean necesarias técnicas como el NAT para proporcionar conectividad a todos los ordenadores/dispositivos de nuestra red.

Por tanto, todos los dispositivos actuales o futuros (ordenadores, PDAs, teléfonos GPRS o UMTS, neveras, lavadoras, etc.) podrán tener conectividad completa a Internet.

Seguridad (RFC 2401 y RFC 2411)

Uno de los grandes problemas achacable a Internet es su falta de seguridad en su diseño base. Este es el motivo por el que han tenido que desarrollarse, por ejemplo, el SSH o SSL, protocolos a nivel de aplicación que añaden una capa de seguridad a las conexiones que pasan a través suyo, y que son muy usados por Bancos o sitios web que manejan accesos de conexión segura para protección de datos (se identifican facilmente porque debemos anteponer la sigla “https://” a la dirección de internet del sitio).

IPv6 incluye IPsec, que permite autenticación y encriptación del propio protocolo base, de forma que todas las aplicaciones se pueden beneficiar de ello.

Autoconfiguración (RFC 2462, en español)

Al igual que ocurría con el punto anterior, en el actual IPv4 han tenido que desarrollarse protolos a nivel de aplicación que permitiesen a las computadoras conectadas a una red asignarles su datos de conectividad al vuelo. Ejemplos son el DHCP o BootP.

IPv6 incluye esta funcionalidad en el protocolo base, la propia pila intenta autoconfigurarse y descubrir el camino de conexión a Internet (router discovery)

Movilidad (RFC 3024)

Con la movilidad (o roaming) ocurre lo mismo que en los puntos anteriores, una de las características obligatorias de IPv6 es la posibilidad de conexión y desconexión de nuesta computadora de redes IPv6 y, por tanto, el poder viajar con él sin necesitar otra aplicación que nos permita que ese enchufe/desenchufe se pueda hacer directamente.

¿Cómo serán las nuevas direcciones?

Las representación de las direcciones cambia enormemente y pasan de estar representadas por 4 octetos separados por puntos a estar divididas en grupos de 16 bits (representadas como 4 dígitos hexadecimales) separados por el carácter dos puntos.

Pongamos el ejemplo de una empresa u organización media que necesita crear muchas subredes para sus delegaciones. Con IPv4 a lo máximo que podría aspirar sería a una Clase B (recordemos, se fijan los 16 primeros bits y los otros 16 quedarían para la empresa). En IPv6 lo común es que se asigne un /48, donde se fijan los primeros 48 bits, los 16 restantes para hacer subredes (por tanto, 65.535 posibles subredes) y los 64 restantes para la asignación de la máquina.