Cómo construir su negocio en Internet

Introducción

A fines de los años ´90 comencé a trabajar en el desarrollo de sitios Web. Era una época muy particular. Internet estaba recién en sus albores y en argentina menos del 3% de la población era usuaria de la red. Primaban las conexiones “DialUp” -por pulso telefónico- que era la tecnología en hardware de ese momento. La tecnología en software la lideraba el HTML, un lenguaje de código de marcado que permitía construir páginas Web sin ahorrarnos en complicaciones.

Era una época muy especial que también fue marcada por una consigna casi platónica: estoy, luego existo!… no estar en Internet equivalía prácticamente a no existir. Y por tal motivo algunas empresas, comercios y profesionales decidieron dar ese salto, ese gran salto al nuevo mercado que estaba naciendo.

Como en todo orden de la vida, antes de hacer algo hay que estar preparado para hacerlo, o mejor dicho, hay que ser consciente de sus consecuencias. Pero muchos de los que entonces decidieron ingresar al mundo de los negocios por Internet no estaban preparados para hacerlo, no conocían este nuevo espacio y peor aún, lo hicieron persiguiendo una quimera: solo por arte de la magia, estar en Internet aumentaría sus ventas, los haría más famosos o los enriquecería.

Nada de eso resultó así.

La inmensa mayoría de los comercios, empresas y profesionales que invirtieron su dinero en la puesta online de sus negocios, terminaron perdiendo plata. Solo muy pocos proyectos, verdaderos negocios, sobrevivieron.

La crisis de Internet de 2002-2003 conocida internacionalmente como la “explosión de la burbuja punto com” fue el resultado de muchas malas decisiones bursátiles, pero también fue el resultado de muchas malas políticas comerciales y estrategias de marketing. Hoy lo sabemos.

No obstante lo contado, en ese entonces no fueron tantos los comercios, empresas y profesionales que incursionaron, bien o mal, en Internet. Si los comparamos con el total de negocios que existían en el mundo real quienes apostaron en ese entonces por Internet fueron una minoría. Pero su derrotero quedó muy marcado en el resto de sus colegas y competidores, y obviamente en ellos mismos, que en gran medida pasaron de la utopía lucrativa a la distopía de creer que Internet no sirve para nada.

Aquí, y para empezar, una afirmación importante: Si antes fue un error creer que Internet salvaría nuestros negocios, hoy lo es con la misma fuerza creer lo contrario.

Porque desde fines de los ´90 a nuestros días la cosas cambiaron muchísimo. Internet cambió muchísimo, y los negocios también.

De la Internet del HTML, de las páginas estáticas, pasamos a la Internet del XML, el PHP y SQL, es decir, de las páginas dinámicas y los microformatos. Y esto no es un tema menor. Esto permitió el nacimiento de una nueva raza de usuarios de Internet -y de negocios por añadidura- los “prosumidores”. Un prosumidor es un usuario que ya no solo consume información y contenidos provistos por otros sino, y  fundamentalmente, lo produce y lo comparte –de allí su definición:

productor-consumidor de contenidos- crea sus propias informaciones, contenidos y experiencias y las difunde por la red, incentivado, en muchos casos, por propios servicios de la Web como los blogs y las redes sociales, por ejemplo.

Este cambio de paradigma social permitió -motivó y fue motivado al mismo tiempo- un cambio de paradigma comercial. Las empresas ya no pueden vender cualquier cosa a la gente sino lo que la gente quiere comprar, o al revés para ser más exactos: son los clientes los que les dicen a las empresas que es lo que deben venderles.

En muchos casos esto se da de manera inconsciente por parte del usuario, que en su andar por la Web va dejando “pistas” de sus gustos y necesidades; y en otros casos se da de manera muy consciente, cuando se organizan, por ejemplo, en pooles de compras para robustecer su posición demandante frente a la oferta de determinados productos y servicios de las empresas.

También el gran cambio de Internet producido en estos últimos años se debió al avance de la tecnología en hardware, tanto de conexiones como de equipos. Pasamos de una conexión lenta, o de banda angosta, como la DialUp a una conexión mucho más veloz, o de banda ancha, como la ADSL, la Wireless o el Cablemódem. Y pasamos de navegar en Internet solo con equipos computadores a hacerlo también con nuestros teléfonos celulares!. Esto masificó la Internet, y hoy estamos muy, pero muy lejos de aquel apenas 3% de argentinos usuarios de la red hace una década, hoy somos casi el 60% los argentinos usuarios de Internet. Si, leyó bien, 27 Millones!. Hoy más de la mitad de sus clientes están en Internet!… y pasamos muchas horas al día ahí.

Tener un negocio en Internet es cosa seria. Llevar sus operaciones comerciales a la red requiere de mucho estudio previo, planificación y decisiones estratégicas que podrán cambiar radicalmente su forma de trabajar.

Si se toma el tiempo de aprender -y de hecho al leer estas líneas ya lo está haciendo-, prepararse –a reestructurar su negocio si fuera necesario- e invertir en consecuencia, Internet le resultará un gran aliado, un excelente canal de comercialización de sus productos y servicios que le permitirá ganar mucho dinero…

Lograr que al final de la lectura de este libro, usted sepa de qué se trata, pueda organizar mejor sus ideas, y arme su estrategia de negocios online, es el objetivo que persigo.

Aquí verá que alcanzar el éxito depende de muchos factores concomitantes: de su decisión y conocimiento, de su dedicación y elección de las mejores herramientas y profesionales que hagan el trabajo técnico, y también de la inversión que realice. No hay nada mágico aquí. No hay recetas ni fórmulas que le garanticen nada “per se”… Si hay técnicas y experiencias que he recogido en todos estos años de trabajo y estudio, que le presentaré de manera amena -lo menos informática posible- para que conozca, entienda y arme “su” propia estrategia de negocios online.

Este es un libro de e-marketing que no está dirigido a programadores, ni diseñadores, ni maquetadores web. Así que acá ellos no encontrarán la verdad revelada. Tampoco es un manual técnico de programación; mucho menos un tutorial. Este es un libro dirigido a empresarios, comerciantes y profesionales, de todas las ramas y actividades, que desean –o necesitan- conocer sobre Internet, sobre marketing aplicado al uso de Internet y, por sobre todas las cosas, que necesitan saber cómo hacer para llevar sus operaciones comerciales a la gran red.

Aclarado eso… Vamos entonces, lo invito a ingresar en la nueva era de los negocios por Internet.

Ud. está a punto de descargar mi libro. Y no deberá abonar nada por ello ya que se lo ofrezco Gratis!

Sólo le pido una cosa, que nos servirá a ambos, créame. Le pido que me siga en la red social Twitter… me encontrará como @pablogusdiaz

Al seguirme usted se enterará además de muchas cosas interesantes que diariamente tuiteo allí, como sugerencias, información relevante del mundo de Internet y de los negocios online, estudios de casos y nuevas herramientas, etc.

Pero sobre todo, podrá interactuar conmigo.

¡¡¡¡¡¡ Ahora si !!!!!!

Haga clic aquí para descargar el e-Book completo a su PC

Muchas gracias!