Ciudades Inteligentes

Ciudades Inteligentes

Son las que aprovechan las tecnologías de la información para mejorar nuestra convivencia en sociedad.
Hace poco más de una década se acuñó el término “ciudad digital” para identificar un paquete de productos y servicios tecnológicos tendientes a facilitar el acceso de la ciudadanía a los bienes y servicios que ofrece una comuna. Pero la denominación “ciudad digital” no alcanza para definir el objetivo social que se persigue al aplicar todo este “combo tecnológico”, por eso a mi me gusta usar otra denominación: “Ciudad Inteligente”.

En la ciudad inteligente lo importante es estar en red. La ciudad inteligente no es la que tiene más computadoras o el portal más bonito, sino la que es capaz de usar la tecnología para ponerse en red, interconectarse, tanto hacia adentro de sus organismos de gobierno como también hacia fuera.

Si el intendente de una ciudad logra que  la gente deje de hacer colas a extrañas horas de la mañana en un hospital para conseguir un turno con el médico, o deje de acampar días enteros en la vereda de una escuela para conseguir un banco para su hijo. Si ayuda a los órganos de seguridad a prevenir el delito colocando cámaras de video en distintos lugares estratégicos, cámaras que también pueden servir para controlar el tráfico y el estacionamiento, por ejemplo. Si una persona cualquiera puede pagar sus impuestos y hacer sus trámites desde su PC o teléfono celular, pero también puede hacer denuncias o elevar quejas en forma directa a cada gobernante específico de cada área. Si un alumno de una escuela puede estar comunicado online todo el día con esa escuela, con sus compañeros y sus maestros, pero también puede estar conectado con otros de otras ciudades diferentes intercambiando conocimientos, saberes y aprendizajes. Si un turista extranjero puede reservar una plaza en un hotel de la ciudad o un inversor privado de otra ciudad puede concertar un negocio con un emprendedor local, entonces, ese intendente habrá “construido una ciudad inteligente”; y si alguien hace cosas inteligentes es porque es inteligente!.

Una ciudad Inteligente es más que conectividad e infraestructura, es una administración pública modernizada que hace un uso inteligente de la tecnología y las aplicaciones para ofrecer nuevos servicios y facilidades a la población, para integrar sus dependencias y brindar a sus habitantes una nueva perspectiva de la ciudadanía. Es también una mayor cantidad de empresas aplicando la tecnología para la generación de riqueza y la mejora de productividad. Es una mayor cantidad de individuos utilizando la tecnología para compartir y generar conocimiento. Ahora, ¿cuántas ciudades así hay en argentina?

Cómo en la mayoría de las cosas importantes y estructurales, nuestro país se ha caracterizado también en este tema por la improvisación y desorganización. A diferencia, por ejemplo, de la Comunidad Europea donde existe un plan director comunitario que impone determinadas normas básicas a cumplir por todos los estados que “digitalizan sus acciones”, de manera tal que lo que hagan unos sean compatibles (y conectables) con lo de otros. En Argentina cada ciudad (y provincia) hace lo que le parece que debe hacer según su propia filosofía, interés, poder económico y/o alcance intelectual.

En este contexto tres ciudades de la Argentina figuran entre los 25 centros urbanos más digitales de América latina en términos de administración pública, según lo detalla un estudio elaborado por una consultora privada especialista en este tema. Ellas son: Ciudad de Buenos Aires, Marcos Paz y San Luis; .

Los parámetros que se tuvieron en cuenta para la evaluación fueron:

    • Infraestructura de banda ancha en la ciudad (accesos y tecnologías).
      Usuarios de Internet; existencia de distintos tipos de planes como: digitalización de procesos, e-gobierno, conectividad y financiamiento social para adquirir tecnología; funcionarios conectados; dependencias interconectadas bajo una misma red;
    • Disponibilidad de servicios al ciudadano a través del portal municipal, telecentros, redes inalámbricas gratuitas y puntos de presencia de wireless.
      • En servicios de tele-educación se tuvo en cuenta las escuelas conectadas, alumnos por computadora, cursos a distancia para educadores y alumnos, consulta de exámenes en línea, bibliotecas interconectas.
      • En cuanto a servicios de tele-salud: centros de salud interconectados, historia clínica unificada, consulta entre profesionales digitales, solicitud de turnos ó seguimiento de citas en línea.
      • Y en tele-seguridad, que implicó policías y bomberos interconectados, sistemas de video vigilancia en la vía pública, posibilidad de contactar fuerzas de seguridad a través de una página propia o desde la página del municipio.
        En una próxima etapa del estudio se medirá el nivel de interacción digital entre Estado, individuos y empresas de cada municipio.

 

Curiosidades y características de estas ciudades inteligentes

Las tres ciudades argentinas se diferencian entre sí no sólo por la cantidad de habitantes (Buenos Aires, más de 10 millones; San Luis, más de 150 mil; y Marcos Paz, más de 20 mil habitantes), sino por sus diferentes virtudes.

En el caso de la ciudad autónoma de Buenos Aires tiene los índices más altos de penetración de sus ciudadanos utilizan de algún modo Internet, entre el 70 y 80%.
“Estos niveles de infraestructura y adopción de la tecnología, son los aspectos que diferencian a esta ciudad y si bien el desarrollo es consecuencia de múltiples factores económicos y sociales, estos valores son una buena base para cualquier gobierno que quiera desarrollar la incorporación de TIC para la interacción con los ciudadanos”, evaluó la consultora.
Esto se manifiesta en la abundancia de servicios ofrecidos a través del portal del Gobierno porteño como noticias, información sobre trámites, estado del tránsito, cultura, turismo y algunos aspectos transacciones y de interacción, como el seguimiento de trámites administrativos, la presentación a contrataciones del estado, etc. Y se refuerza con el uso del teléfono móvil como canal de alertas y un portal WAP.
El Gobierno porteño tiene un tendido metropolitano a través de una red troncal (backbone) de fibra óptica para interconectar al 100% sus dependencias.
Buenos Aires, a diferencia del caso de San Luis, no tiene un desarrollo de redes inalámbricas gratuitas del Gobierno porteño para extender el acceso, un aspecto que “resulta lógico dados los altos niveles de penetración de Internet”, según evaluaron desde la consultora.

Marcos Paz es lo opuesto a la gran urbe metropolitana porteña justamente por su característica de ciudad rural. Una localidad ubicada al oeste de Buenos Aires, entre el tercer cordón del conurbano y el área rural, se destaca por su red inalámbrica gratuita que cubre toda la ciudad y por la innovación para aprovechar esta infraestructura promoviendo el uso de aplicaciones, como por ejemplo en tele-educación, ya que permite la consulta de exámenes en línea.
Sin embargo, para el estudio, el aspecto en el que sobresale Marcos Paz es en tele-salud, pues “el hospital municipal, las unidades sanitarias y los cajeros de servicios están conectados a través de la red municipal y comparten información como solicitud de turnos e historia clínica unificada del paciente”. En esta ciudad bonaerense los médicos que se encuentran en las ambulancias están equipados con asistentes personales digitales (PDA) que permiten la consulta a esa historia clínica unificada, totalmente encriptada. En caso de emergencia, mediante estos datos compartidos se optimiza la operación de recepción del paciente en el centro de salud.
Los cajeros de servicios son kioscos informáticos que sirven para consultas de trámites, reclamos, planes sociales, interacción con proveedores, pago de impuestos municipales, solicitud de turnos, etc.

En el medio entre estas dos ciudades se ubica a la ciudad capital de la provincia de San Luis. Lo que destaca a este municipio es consecuencia de la política del Gobierno provincial, llamada “San Luis digital”, que lleva casi una década. La ciudad está cubierta con Internet inalámbrica y la provincia implementó el financiamiento y extensión impositiva en la venta de computadoras para aumentar su penetración. Todas las dependencias se encuentran conectadas bajo una misma red y el 100% de los empleados de oficina tienen acceso a Internet.
En tele-salud, los hospitales de San Luis están interconectados y es posible solicitar turnos a través de la página web. Se implementó un sistema de historia clínica unificado que se encuentra en proceso de modernización.

A este trío recientemente se han sumado las localidades de Tigre (en Buenos Aires) e Ituzaingó (en Corrientes) que en los últimos meses ha hecho muchísimo por reconvertir su infraestrstuctura tecnológica para adecuarla al standar de ciudad digital.

Las ciudades inteligentes no son una simple moda que acompaña el devenir de esta era digital, son una real respuesta a demandas de la ciudadanía que es cada vez más ciudadanía digital. La ciudad inteligente maximiza recursos y minimiza costos, entre otros múltiples beneficio.

En PabloGDíaz•WebSites trabajamos junto a Worldred Internet WI-FI desarrollando servicios para nuestros clientes corporativos e institucionales en la construcción de ciudades inteligente. Y hacemos mucho más que páginas bonitas o conexiones inalámbricas de acceso a Internet: ¡aportamos valor a la ciudad contribuyendo a la construcción de ciudadanía digital!