A favor y en contra del Cloud Computing

A favor y en contra del Cloud Computing

Abonando la discusión cuasi filosófica planteada en mi nota anterior “Todo sobre Computación en la Nube” expongo aquí dos interesantísimos artículos que recientemente leí sobre el tema del Cloud Computing.

¿Puede colapsar la Nube de Internet?

A raíz del reciente “acto justiciero” de cierre de la empresa Megaupload por parte del gobierno norteamericano, muchos se empiezan a preguntar si es seguro el Cloud Computing.

Según Rik Ferguson, de la compañía de seguridad en internet Trend Micro, la nube, al igual que Internet, no consiste en un solo sistema dependiente de una única conexión, son cientos, miles de servidores interconectados pero a su vez independientes que funcionan en racimo o en red tipo parrilla como subsistemas. “Es casi inconcebible que la nube entera pueda desaparecer”.

Sin embargo, sí es posible que colapse algún servidor de la nube debido a daños físicos del disco duro. Por ejemplo, si hubiera una inundación o un incendio en un centro de computación, una gran cantidad de datos almacenados ahí podrían quedar destruidos. Pero el propio Ferguson asegura que “Cualquier gran empresa tiene su plan de emergencia, diseñado para enfrentar una inundación, un terremoto, un desastre natural”, apuntó. Por ejemplo facebook no tiene un solo servidor, sino que cuenta con muchos y distribuidos en diferentes lugares del planeta.

¿Es la nube segura?

Otro de los grandes retos que enfrenta la nube es la seguridad. Y es por eso que a muchos usuarios no les gusta la idea de almacenar sus datos personales en archivos en Internet. Jay Heiser, un analista de la empresa de tecnología Gartner, afirma sin embargo que el mayor riesgo cuando se usa la nube no es la confidencialidad, sino la posibilidad de perder datos.

Interior Datacenter de Facebook en Oregón

“Si confías en un solo proveedor, necesitas tener evidencias de que están realizando copias de emergencia fuera de Internet”, explica. “Mi consejo sería hacer una segunda copia del material dentro de la infraestructura del proveedor” e incluso una tercera fuera de ella, agrego yo.

Pero además de almacenar nuestros datos en distintos servidores de la nube, Heiser también recomienda guardarlos localmente para evitar perder archivos importantes. “Los discos duros son cada vez más baratos y no se agotan en las tiendas de computación. No creo que el almacenamiento local se termine en las próximas décadas”, señaló.

Al respecto de esto y para desmitificar el argumento de algunos de los detractores, y siendo bueno como le gusta al amigo Pagani, ¿Cuándo hiciste tu último backup?¿porque haces backup de tu información, no es cierto?¿dónde lo almacenaste?… ¿qué perderías si hoy llegas a tu oficina y te encuentras con que una banda de ladrones a entrado en la noche y te ha pelado todo?…

¿Cómo se “ve” la nube?

Los datos almacenados en la nube tampoco están flotando en un cielo virtual, sino en lugares físicos, tal y como se pudo apreciar el año pasado, cuando Facebook permitió a la prensa visitar su nuevo centro de computación en Oregón, en Estados Unidos.

Vista externa Edificio Datacenter de Facebook en Oregón

El servidor de esa red social fue construido sobre una superficie de 13.656 metros cuadrados y costó a la compañía 210 millones de dólares, según reportes de ECONorthwest, a quién Facebook comisionó su construcción.

Los fotógrafos mostraron los enormes servidores que Facebook utiliza para almacenar los datos de sus 800 millones de usuarios en todo el mundo.

Estos grandes servidores de la nube suelen construirse en áreas rurales porque implica menores costos operativos y porque no se necesita a mucho personal para su mantenimiento. En el caso de Facebook, el clima de Prinevill, en Oregon, también ayuda a conservar los servidores fríos. Y, justamente por este tema es que además de Oregon, facebook está montando otra súper infraestructura de servidores en el norte de Europa.

Analizando el futuro del almacenamiento en la nube, Rik Ferguson amplia “La nube ya forma parte de nuestra vida diaria y continuará creciendo en importancia”.

Sin embargo, Jay Heiser es escéptico respecto a cuán rápido el concepto del almacenamiento en nube llegará al público en general. “No creo que a lo largo de mi vida (la nube) se convierta en la única forma de almacenamiento”.

Pero al margen también de la seguridad y del negocio, lo que se manifiesta y visualiza también es el enorme potencial que el Cloud Computing posee para generar trabajo, empleo.

La nube generará millones de empleos

Según un informe de la BBC Mundo la prestación de servicios tanto públicos como privados a través de la computación en la nube podría crear unos 14 millones de puestos de trabajo entre 2011 y 2015, 700.000 de ellos en países como Brasil, México y Argentina.

“La nube tendrá un impacto gigantesco en la creación de empleos”, afirmó Susan Hauser, vicepresidenta de Microsoft. “Se trata de una tecnología transformadora que reducirá los costos, promoverá la innovación y creará empleos y capacidades nuevas en todo el mundo”.

La computación en nube ofrece sistemas informáticos a modo de servicios en la “nube de internet”. Estos sistemas quedan almacenados en servidores en la red para que las empresas los usen, adaptándolos de forma flexible a sus necesidades y pagando únicamente por el consumo que realizan.

Gracias a ellos, las empresas pequeñas se ahorran los 5.000 ó 10.000 dólares que suelen costar de media los servidores, ahorrando enormemente los costos necesarios para iniciar un negocio. Tan sólo hace falta un computador y pagar una cuota de uso, que en el caso de una empresa pequeña podría rondar los 100 dólares al mes.

Por otra parte, dado que los datos y la actividad de la empresa quedan registrados en la nube, los miembros de la empresa pueden acceder desde cualquier parte del mundo, con la movilidad que eso conlleva.

Por estos y otros motivos, el estudio señaló que la cantidad de puestos de trabajos relacionados con la computación en nube aumentaría más del 300% en muchos países de América Latina.

Colombia sería el país con mayor crecimiento porcentual con un 389% hasta 2015, seguido de Brasil con un 386%, México (382%), Chile (376%) y Argentina (368%).

“Lo que generará empleo son las empresas pequeñas”, explicó a BBC Mundo el analista informático Gustavo Schliserman. “Las empresas grandes tendrán todos los servidores mientras que las pequeñas generarán servicios”. Estos servicios tienen que ver con las aplicaciones desarrolladas para aprovechar los contenidos de la nube.

Un ejemplo según Schliserman, son aquellas empresas que generan aplicaciones de geolocalización gracias a las posibilidades que ofrecen recursos como Google maps.

Es el caso de una compañía Suiza que recientemente creó sistema que a través de Google maps, permite saber al usuario dónde se encuentra en ese preciso momento cualquier tren circulando por el país, y de ese modo, saber exactamente cuándo el tren se detendrá en el lugar deseado.

Según el informe, los 14 millones de empleos que la nube genere se dividirán equitativamente entre empresas grandes y pequeñas.

En cuanto a sectores, se detectó que los que tenderán a generar más empleo serán los medios de comunicación (2,4 millones), banca (1,4 millones) y la fabricación a pequeña escala (1,3 millones).

El porcentaje más alto de empleos nuevos se dará en los mercados emergentes, principalmente en China y la India (6,8 millones). En Estados Unidos se estima que la cifra será de 1,2 millones.